Villanueva del Arzobispo

Recaudando impuestos a Cervantes

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Fábrica por excelencia de aceite para España, Villanueva del Arzobispo es única e inmejorable. El nexo donde cuatro comarcas se citan, donde  la sierra pone el punto más alto y hermoso a su paisaje natural, donde el río Guadalquivir y el Guadalimar traen oxígeno de sus olivares y cereales, y donde el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas roba un pedazo de suelo... Todo ello, mientras lo rural se vuelve turístico y la gastronomía, la naturaleza, la cultura y el ocio encuentran su edén. Miguel de Cervantes fue uno de sus recaudadores de impuestos de trigo en 1592 y seguro que aprovechó para visitar su casco urbano con su iglesia de San Andrés, su iglesia de la Vera Cruz, el convento de Santa Ana, el santuario de la Virgen de la Fuensanta e incluso el santuario del Calvario. Y como no de templos vive su arquitectura, pudo comprobar que ésta se alía con lo civil en la Casa de los Arcos, la plaza de toros, la casa palecete de los Vélez y con el antiguo Casino Mercantil. Pasen y descubran un municipio que se levanta juerguista en la Fiesta de San Blas, en la Fiesta de San Miguel, la Fiesta de San Isidro, en las Fiestas Patronales en Honor al Cristo de la Vera Cruz y para la Feria y Romería de Nuestra Señora la Virgen de la Fuensanta.

Localización