Villarroya del Campo

Un oasis de calma y una joya gótica

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Al sur de la provincia, a 900 metros de altitud, se halla la localidad zaragozana de Villarroya del Campo. Su patrimonio arquitectónico más sobresaliente reside en la iglesia barroca de Nuestra Señora del Rosario (siglo XVII), cuyo interior alberga una joya en forma de retablo gótico. En lo que fue el antiguo castillo del pueblo hoy se encuentran varias cuevas labradas en la roca. Asimismo, se han restaurado los antiguos edificios de la fragua y el horno, que desprenden un sabor que nos retrotrae al pasado.

Ya en las afueras se alza la Ermita de San Bartolomé (siglo XII) y un peirón devocional dedicado a la Virgen del Pilar. Existen numerosos senderos señalizados que recorren el término municipal. Durante estas excursiones por el Campo de Romanos descubriremos rincones idóneos para evadir la mente como los de la Fuente del Salz y la Fuente del Botear. Recientemente, varias excavaciones arqueológicas en la zona del castillo han sacado a la luz restos celtibéricos de más de 2.000 años de antigüedad.

Contacto

Localización