Mirador de Baztarre

Mirador de Baztarre

El puerto de Bermeo impresiona desde cualquier ángulo y, si algo no falta en el municipio, son miradores desde los que contemplarlo. Sin embargo, la perspectiva que ofrece el balcón de la plaza de Baztarre es diferente a cualquier otra. Situados en este punto en lo alto de Bermeo, con el casco histórico latiendo de vida justo a nuestra espalda, la sensación que nos invade es la de estar en la proa de un viejo navío pesquero. A nuestros pies, extendiéndose desde la Punta Talaipe hasta el infinito, el mar Cantábrico despliega su cuerpo azulado. Un cielo gris de nubes densas sirve de bóveda para nuestra mirada. Gotas de humedad, quizás de salitre, quizás rocío, nos alcanzan el rostro. Entonces, si nos aclaramos la vista con la mano, divisaremos la vecina isla de Izaro y, tal vez, los más osados aventuren a decir que distinguen entre sus piedras los restos del convento franciscano que allí se levantaba. Ese es el nivel de estas vistas y esa es la razón por la que la cuesta que nos lleva allí se sube con ánimo, gustosamente. Como un capitán pirata dispuesto a comerse el mundo.

Contacto

43.421208, -2.720348
946179154
http://www.bermeo.eus

Más lugares emblemáticos en Bermeo