San Juan de Gaztelugatxe

San Juan de Gaztelugatxe

Gran parte del encanto de las ermitas es que uno no se las encuentra sin más mientras pasea por el centro del pueblo. Las ermitas hay que salir a buscarlas, normalmente a algún lugar elevado, remoto, que nos suponga un esfuerzo y una recompensa a alcanzar. La de San Juan de Gaztelugatxe eleva esa experiencia a un grado superlativo, situándose en todo lo alto de un islote único, una gran roca que emerge del mar Cantábrico como una prolongación del pueblo de Bermeo, unida a él por un puente de piedra que sirve de antesala al espectáculo natural que ofrecen los acantilados durante la subida al peñón. Es también un aperitivo para la experiencia espiritual de esta ermita, una suerte de corona mística para este singular paraje. Es el más visitado del territorio histórico de Vizcaya.

Todo el que se acerque hasta aquí disfrutará de dichas vistas, pero también de los mil relatos en torno a San Juan de Gaztelugatxe y su santuario, como la tradición de tocar la campaña tres veces para obtener el deseo que pidamos y ahuyentar malos espíritus, o ese otro que nos recuerda cómo los barcos que salían a faenar desde Bermeo hacían varios giros a babor y estribor como una manera de encomendarse al santo de la ermita. En sitios como este es donde nacen las leyendas.

Contacto

43.447496, -2.784680
946179154
Más información

Más lugares emblemáticos en Bermeo

Planes Cercanos