Basílica de Santa María de los Reales Alcázares

Basílica de Santa María de los Reales Alcázares

El primer impacto lo da la plaza, con sus edificios; como el palacio Vázquez de Molina que, con el mismo estilo renacentista, se hace 'eco' de la portada de la colegiata. Ya fijándonos en la fachada del templo, se descubren imágenes delicadas de la adoración de los pastores, y la puerta, la de la Consolada, es tan querida por los ubetenses porque por ella sale la cofradía cada Viernes Santo. Una vez dentro, avanzamos hacia la cabecera: el artesonado que cubre nuestras cabezas es de madera; es una restauración e imita la techumbre original, mudéjar, con sus entramados geométricos evocando los tiempos en los que el templo fue mezquita. Caminamos por la nave principal, separada de las demás por arcos ojivales sobre columnas, que dan cuenta del Gótico. Al llegar al altar mayor, nos recibe la talla de un Cristo crucificado, el de los 'Cuatro Clavos', gótico pero de torsión manierista. Una imagen muy potente. Si giramos la cabeza, hacia las capillas, vemos que los retablos también son barrocos y muy coloridos.

Contacto

Plaza Vázquez de Molina, s/n. Úbeda, Jaen
953756583
Más información

Más monumentos en Úbeda

Planes Cercanos