Catedral de Murcia

Murcia (Murcia)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Recorremos la plaza del Cardenal Belluga, que comunica el Ayuntamiento con la catedral de Murcia, y dejando a un lado el palacio Episcopal, se nos presenta este templo sagrado, joya del barroco, de impresionante fachada. Configurado en dos cuerpos horizontales y dividido en tres calles por grandes columnas corintias, el retablo exterior esta presidido por una enorme hornacina central donde se corona a la Exaltación de la Virgen María, que junto con el altorrelieve de la Asunción, las figuras de los cuatro Santos de Cartagena y la estatua de Femando III el Santo bendicen a todos los feligreses que les honran con su visita.

Avanzamos hacia el interior donde la imagen de la Inmaculada que preside el trascoro y en cuya parte superior asoman las tubas del órgano de la catedral nos invita a visitar el templo por cualquiera de sus pasillos laterales. Las 23 capillas que rodean el santuario observan junto a nosotros el impresionante instrumento musical, el más grande construido en España en el siglo XIX. Situado en el centro de la nave, este se convierte en el caballero que con dulces melodías enamora a Doña Virgen de la Paz, imagen que preside un retablo donde los evangelistas y en el resto santos relacionados con la Diócesis se convierten en los testigos de los coqueteos entre música y bendición.

A pesar de no ser las protagonistas de este amor, la torre del campanario, de unos casi 100 metros de altura y dividida en cinco cuerpos, narra la historia de estilos arquitectónicos de los que presume tras sus dos siglos de construcción. Del renacentista con ornamentación del plateresco hispano, pasando por el barroco más rococó y rematada con acento neoclásico. Sus 25 campanas, con nombres propios, se han convertido en las pregoneras, desde tiempo inmemorial, de posibles guerras y catástrofes naturales, así como de celebraciones, alegrías y festividades.

Localización

Plaza del Cardenal Belluga, 1, 30001 Murcia