Convento y Santuario de la Serra

Montblanc (Tarragona)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

La Virgen de Serra es alta y de alabastro. Montblanc la venera desde el siglo XIV, fecha de la fundación del santuario. Dicen que la noble Irene de Láscaris trasladaba una imagen de la Virgen desde Salou a la ciudad de Zaragoza y los animales que la acarreaban decidieron parar en el cerro de la Serra y no continuar camino.  Allí se levantaría entonces el convento que vemos hoy y que se convertiría en el segundo en importancia en Cataluña después del de  Montserrat. La comunidad clarisa ya no funciona como tal, pero la iglesia sigue atrayendo visitantes y devotos que, precisamente, se acercan para venerar a la patrona de apariencia gótica, que se refugia en su camarín sosteniendo al Niño en brazos. A la vista el templo es gótico, sencillo sí, pero armonioso. La esbelta espadaña que enmarca la campana de la torre se convierte en seña de identidad, así como las llamativas formas geométricas que adornan parte de los muros. Solo con rodear el conjunto arquitectónico y deambular por la cautivadora plazoleta empedrada que lo alberga se podría dar el tiempo por bien empleado. Sin embargo, en el interior aguardan más sorpresas. Sin ir más lejos, el mural del pintor local Ismael Balanyá que adorna el presbiterio.

Contacto

Localización

Plaça de la Serra, 43400 Montblanc, Tarragona