Casco histórico de Montblanc

Casco histórico de Montblanc

Dicen las crónicas que el siglo XIV fue el de mayor esplendor en la villa condal de Montblanc. Cierto, a juzgar por la cantidad de preciosos edificios civiles, militares y religiosos que pueblan sus calles y que se acumulan ante los ojos del paseante. Pero ese esplendor pasado sigue vigente porque el estado de conservación de la mayoría de este patrimonio inmueble es excelente y permite viajar en el tiempo a los miles de visitantes que se acercan cada año hasta aquí. El cinturón de piedra  con que Pedro el Ceremonioso fortificó la población engloba casi todo el patrimonio inmueble. No obstante, no podemos perdernos ni el convento de la Mercé, ni el Pont Vell sobre el río Francolí. Cruzado el puente se llega al cogollo a través de la puerta de la muralla llamada de Sant Antoni. A partir de ahí todo es callejear hasta aproximarse a la Plaza Mayor donde nos toparemos con preciosos ejemplos de arquitectura civil como la Casa Josa o la Casa Desclergue y con obras de arte menores como soportales y fuentes. Boquiabiertos nos quedaremos cuando pasemos por la iglesia de Santa María la Mayor. No acaba aquí la cosa. La judería es digna de verse, aunque apenas quedan restos de un barrio que tuvo su sinagoga y su propio cementerio. Muy cerca, la medieval Casa Alenyá -la más importante en su género- confirma al viajero que Montblanc fue un importantísimo núcleo de población. Y no andaba desencaminado quien declaró a su casco viejo Conjunto Histórico-Artístico. A norte, sur, este u oeste siempre quedará algún museo, casa, torre o palacio por visitar. La ruta continúa.

Contacto

Montblanc Medieval, Carrer Miquel Alfonso, 2, 43400 Montblanc, Tarragona
977861733
Más información

Más lugares emblemáticos en Montblanc

Planes Cercanos