Cueva de Llonín

Peñamellera Alta (Asturias)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Quién iba a imaginar que la iniciativa de un grupo de queseros de Peñamellera Alta para encontrar un lugar idóneo donde fermentar el queso, iba a conllevar descubrir un tesoro declarado patrimonio de la humanidad. La cueva de Llonín, conocida popularmente como la cueva del Quesu (queso) o la Concha de la Cova, se descubría en 1957 por este grupo de productores, pero no es hasta 1971, fecha en que se abandona la actividad quesera, cuando un grupo de espeleólogos explora la gruta que albergaba más de un centenar de figuras. Arte rupestre con representaciones de animales como ciervos, caballos, bisontes y cabras. Situada en la Sierra de Cuera, en los cinco niveles que existen en la cueva también se ha identificado la presencia humana. Debido al deterioro, la gruta no es visitable y los restos, que suponen la mejor muestra del arte paleolítico de la región, se exponen en el museo Arqueológico de Asturias, en Oviedo. Además de esta cueva, en el municipio hay otras dos que actualmente están en proceso de investigación, la cueva de Coimbre o de Las Brujas, y la cueva de Traúno.

Localización

33578 Llonín