Ermita de la Virgen de los Remedios

Vélez-Málaga (Málaga)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

En lo alto del cerro de San Cristóbal se respira paz. No más de 15 minutos a pie separan este promontorio de cualquier otro monumento céntrico de Vélez-Málaga. Pero, a pesar de la proximidad, desde aquí todo parece pequeño y lejano. La explanada tiene un encanto especial. En el centro, un Jesucristo subido a una peana rodeada de flores y arbustos da la bienvenida al visitante. Detrás, la blanca ermita de la Virgen de los Remedios de cruz latina, con espadaña de doble vano y balcones forjados con flores. Hasta ahí todo normal. Pero al entrar en esta iglesia construida en el siglo XVII los colores explotan en todas direcciones. Además del esplendoroso altar mayor verde y dorado donde descansa la patrona de la villa dentro de su camarín, la sorpresa llega al contemplar los murales de Evaristo Guerra que visten las paredes con escenas cotidianas de la vida en el campo veleño. Como si se mirara a través de un cristal, lo mismo se descubre a una mujer friendo churros que a unos alfareros modelando sus vasijas o a unos labriegos arando la tierra. De ahí el sobrenombre de “la ermita transparente”. Los tonos azules, morados y violáceos contrastan con maestría con los verdes del campo, los amarillos de la mies y los blancos de las casas encaladas de Vélez, retratadas también en estos frescos pintados a finales del siglo XX.

Contacto

Localización

36.781694, -4.098125