{{title}}
{{buttonText}}

Iglesia de San Pedro de la Rúa

Estella-Lizarra, Navarra

Compartir

Solo le falta la alfombra roja. La amplia y larga escalinata que lleva hasta la entrada de San Pedro de la Rúa nos susurra una promesa: Al final encontraremos los tesoros que guarda un templo medieval, casi fortaleza, que alberga un hermoso claustro. Frente a ella, el imponente palacio de los Reyes de Navarra, asiente complacido. La más antigua de las parroquias medievales que tenía Estella nos recibe obligándonos a levantar la cabeza. A medida que subimos por su escalinata el templo parece inclinarse sobre nosotros. Nos mira, como un cíclope, a través de su gran ojo central. La monumental ventana gótica está abierta en la parte inferior de su alta y cuadrada torre, parecida a la de un castillo y le otorga esa imagen de fortaleza militar.

Su portada románica la decoran arpías, sirenas, centauros y grifos, delicadamente esculpidos, y nos adentra en su interior en el que destaca una monumental cúpula. Otra escalinata, mucho más pequeña que la de acceso, nos lleva a la cabecera del templo, presidido por una estatua de San Pedro, de 1687. En el retablo barroco se encuentra un crucifijo del siglo XIII, que originariamente se encontraba en la parroquia del Santo Sepulcro. Muy recomendable no pasar por alto la preciosa pila bautismal en cuya base se representa el árbol de la vida.

El rosetón de una gigantesca ventana nos invita a acceder al claustro que alberga uno de los conjuntos de mayor riqueza escultórica del románico navarro. Hay nueve arcos en cada ala del claustro, con columnas dobles y capiteles que narran vidas de santos y guerreros, en la zona norte; y decoran imágenes de esfinges y monstruos, en el ala oeste (fíjese en el detalle de cómo se entrelazan cuatro columnas para sostener el arco central).

Contacto

Localización

Iglesia De San Pedro de la Rúa, 31200 Estella, Navarra