Iglesia de Santa María de Eunate

Muruzábal (Navarra)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Demasiado extraña para estar tan solitaria. Demasiado bella para estar lejos de los ojos curiosos de la gente. A tan solo dos kilómetros de Muruzábal gobierna sola las verdes praderas navarras, en medio de dos caminos que llevan a Santiago, (caminos de Santiago de Somport y de Roncesvalles). Un curioso enclave al igual que los enigmas que encierra. Santa María de Eunate combina las figuras geométricas, como un cubo de Rubik en el que hay que encajar tanto su historia como sus piezas. El octógono de su planta contrasta con el ábside de cinco puntas que gobierna su cabeza de forma pentagonal. En este templo los números juegan al despiste, son los protagonistas principales, como en la serie de Fibonacci. Treinta y tres son los arcos que, como capiteles bellamente decorados, hacen de muralla o galería. Muy vinculada a los peregrinación jacobea como demuestran los sepulcros de los peregrinos que se encontraron en las excavaciones de alrededor del templo. Algunos dicen que los caballeros del Temple dejaron aquí parte de la historia mágica que les envolvía. Y se entiende. Parece una casa encantada en medio de Navrarra.

Localización

Iglesia de Santa María de Eunate, Carretera de Campanas, s/n, 31152 Muruzábal, Navarra