Monasterio del Císter

Desde 1926, tras sus muros, las monjas de clausura dedican sus vidas a la oración y acogen a los transeúntes que llegan hasta aquí buscando los golosos dulces con sabor a tradición. Una estrecha senda de altos muros nos conduce a este lugar donde podemos alojarnos y disfrutar de un ambiente austero y tranquilo. En el año 2000 se terminó de construir un nuevo edificio que no sólo alberga a la comunidad, sino que además es una hospedería.

Contacto

Más monumentos en Breña Alta