Poblado Ibérico Puig Castellar

Santa Coloma de Gramenet (Barcelona)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Situado en lo alto del Turó del Pollo, este yacimiento arqueológico se convierte en una clase magistral para estudiar el estilo de vida de los poblados layetanos de los siglos V y IV a.C. Este pueblo íbero se extendía por la costa, el valle del Llobregat y la comarca del Vallès, controlando así la desembocadura del río y vigilando los otros poblados contemporáneos que por allí habitaban. Lo cual nos indica la relación tan estrecha que tenían entre ellos.

Protegido por una muralla, este asentamiento de 4.000 m2 ofrece una estructura urbanística donde la creación de terrazas, para salvar el desnivel, conseguía la forma lineal idónea para que 40 viviendas divididas en tres calles, con sus respectivas canalizaciones para extraer el agua de lluvia, se convirtiesen en el lugar perfecto para vivir. Siendo la agricultura y la ganadería sus principales medios de subsistencia.

Descubierto en 1902, los historiadores realizaron varias excavaciones donde se hallaron molinos de mano, fragmentos de puñales y lanzas, un pebetero que representa a la diosa Deméter, un tesoro de dracmas emporitanas y, expuestos en la muralla, cinco cráneos humanos, uno de los cuales estaba atravesado por un clavo de hierro. Todos estos objetos se exponen hoy en día en el Museu de la Torre Balldovina, único edificio románico de la comarca que desde el siglo XI ha llegado íntegro a nuestros días, después de haber sido una torre de defensa, una casa solariega y una residencia de veraneo.

Localización

Turó del Pollo, Santa Coloma de Gramenet