Ruinas del fortín de Azkorriaga

Gorliz (Bizkaia/Vizcaya)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Acercarnos a las ruinas de Azkorriaga es asegurarse una visión de foto de la costa cantábrica. Es escuchar una banda musical natural compuesta por el sonido de algunas aves y el golpeo de las olas contra las rocas sobre la lengua de tierra donde se levanta el fortín del siglo XVIII, en la punta Uztrikotzet. Cierto que son ruinas lo que quedan de él, pero nuestra curiosidad nos descubrirá un paraje de gran singularidad con rocas acantiladas de más de 100 años de antigüedad y con algún arrecife en sus entrañas.  El señorío de Vizcaya tuvo que levantar un sistema defensivo a lo largo del litoral cantábrico, pues desde los siglos XVI y siguientes la amenaza por mar era permanente y la posibilidad de desembarcos piratas también, además de la presencia de las naves inglesas en el golfo de Bizkaia.  Estas ruinas formaban parte del más del medio centenar de enclaves costeros, artillados, fortificados y abaluartados que protegían Gorliz y Plentzia y toda la costa cántabra.  Aunque estemos ante los últimos vestigios de un sistema defensivo obsoleto, las ruinas son testigos de un sistema defensivo que resultó eficaz hasta la aparición de los buques blindados y el desarrollo naval. No dejemos nuestra cámara de fotos en la mochila y capturemos los restos existentes del fortín de Azkorriaga con sus panorámicas como telón de fondo, toda una mirada defensiva de este enclave histórico que los habitantes del lugar conocen como el “el Castillito Roto”.

Localización

43.42268, -2.954121