Turó d’en Boscà

Badalona (Barcelona)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Hoy toca remontarse en el tiempo y seguir indagando en el pasado de Badalona. Aparte del conocido legado romano de la ciudad, que aún se sigue celebrando todos los años en la Magna Celebratio, hay otro, el de los íberos, que también ayuda a comprender la historia de un pueblo emprendedor que siempre ha mirado al mar. Para comprobarlo hay que dirigirse hacia la Serralada de la Marina por la carretera de Can Rutí. Llegaremos al cerro o Turó d’en Boscà. Allí nos aguarda un pequeño tesoro de piedra: los restos de un asentamiento ibérico del siglo IV a.C. ¿Por qué se instalaron justo allí aquellos pobladores layetanos? La respuesta es fácil. Las vistas de la costa eran estupendas, no solo desde el punto de vista paisajístico sino, principalmente, desde el punto de vista estratégico, que era lo que más les interesaba. De hecho, todavía quedan vestigios de elementos defensivos como una muralla y un par de torres. Aunque el yacimiento visitable pueda parecer pequeño, hay que pensar que este poblado íbero ocupaba unas 3 hectáreas de terreno. La llegada de los romanos en el siglo II a.C. con todo su poderío militar, comercial y cultural acabó por extinguir la vida en el asentamiento. Pero aquí continúan las piedras de sus muros para recordarnos que la herencia layetana de Badalona permanece

Contacto

Localización

Carretera de Can Rutí s/n 08916 Badalona