{{title}}
{{buttonText}}

Yacimiento Oppidum Íbero

Jaén, Jaén

Compartir

¿Cómo era el lujo hace 2000 años? Una familia destacada y nobiliaria debía de tener, por lo menos, una sala de banquetes, una bañera ritual, una capilla, y unos hornos para guisar. Esta es una de las cosas que se pueden aprender visitando el ‘Oppidum íbero’ de Puente Tablas; una excavación arqueológica inaugurada en 2016 en la que podemos observar, entre otras muchas cosas, la importancia femenina en la antigua religión y arte íberos, o la influencia que tenían las estaciones del año. En la ciudad fortificada de Puente Tablas, a siete kilómetros de Jaén, se puede conocer como vivían los íberos del Alto Guadalquivir y contemplar una fortificación de más de 300 metros, así como caminar por los mismos lugares donde ya lo hacían los pobladores de estas tierras en el siglo IV a.C.

Localización

Oppidum Ibero de Puente Tablas, JV-3012,