Llegó el reencuentro de los Soles a Donosti y nadie quiso faltar al cóctel organizado en Tabakalera. Risas, abrazos y mucho optimismo a ritmo de la guitarra de Pepe Solla.