COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

Bibliotecas para hacer turismo

Guardianes de la cultura

Biblioteca Archivo Municipal de Jerez. Sala investigadores vista desde arriba. Foto: cedida

¿Quién no ha mirado en ellas sus primeros cuentos o ha cogido ese libro que no podía comprar y marcó su trayectoria vital? Pero además, algunas bibliotecas públicas y municipales no son solo refugios de la cultura, sino también edificios históricos o de diseño realmente interesantes. Te presentamos algunas de las más emblemáticas de nuestro país.


Texto: SARA SÁEZ

Aunque corren malos tiempos para ellas (algunas directamente carecen de presupuesto o sufren reducciones drásticas de inversiones), para algunas poblaciones son su único centro de difusión cultural. Así que, la próxima vez que viajes, date una vuelta por la biblioteca de la localidad y disfruta de sus tesoros.

BilbaoBarcelonaGironaMadridAlicante |
ValenciaBadajozGranadaCádiz

Biblioteca de Bidebarrieta

Escalinata de la Biblioteca BidebarrietaLa gran escalera central en piedra de Angulema caracteriza esta 'biblioteca-joya'. Foto Shutterstock / Jon Chica.

El edificio en el que se encuentra la Biblioteca Municipal de Bidebarrieta fue construido en 1890 por el arquitecto Severino de Achúcarro para albergar la sede de El Sitio, una sociedad recreativo-cultural de carácter liberal fundada en memoria del Cuerpo de Auxiliares que defendó Bilbao durante las Guerras Carlistas.

Sus socios disfrutaban de salón de baile, biblioteca, gimnasio, cafetería y sala de reuniones y conferencias. En 1956, el Ayuntamiento lo destinó a biblioteca y archivo municipal y, en 1983, durante las inundaciones que afectaron a la villa, el edificio sufrió grandes daños.

No fue hasta 1988 que, rehabilitado, abrió sus puertas únicamente como biblioteca. A pesar de los destrozos, el inmueble sigue manteniendo su lujo original, como la gran escalera central en piedra de Angulema, las vidrieras fabricadas en Amberes, las lámparas de la época, la madera de roble en algunas zonas del edificio o las molduras cubiertas en pan de oro.

Entre sus servicios e instalaciones están la sala de lectura y consulta, una sala de préstamo, una zona de ordenadores con acceso a internet y salón de actos. En cuanto a fondos, dispone de un archivo con más de 130.000 volúmenes.

Bidebarrieta kalea, 4. Bilbao.

Biblioteca Sant Gervasi-Joan Maragall

Exterior de la Biblioteca Sant Gervasi-Joan Maragall, de Barcelona. Foto cedidaUn diseño que respeta el entorno. Foto: cedida.

Este espacio inaugurado en 2014 lleva el nombre del poeta y escritor Joan Maragall (1860-1911), una de las figuras de las letras catalanas más influyentes de la Cataluña de finales del siglo XIX y principios del XX.

El edificio, obra de Baena Casamor Arquitectes, tiene dos plantas y un tragaluz. La Biblioteca se encuentra semienterrada en el Jardín de la Villa Florida y su estructura está pensada para respetar el arbolado existente. En el exterior, los patios de luz rodeados de vidrio iluminan el interior y dejan ver la actividad. En el interior, los patios de conocimiento (las estancias llenas de libros) y las paredes recubiertas de bloques cerámicos forman un paisaje único.

Está equipada con una zona infantil, puntos de consulta para internet, área para adultos, sala para actos culturales, zona multimedia y, entre sus servicios más modernos, el de autopréstamo y de retorno de documentos con clasificación automatizada que acortan el tiempo de espera de los lectores.

Carrer Sant Gervasi de Cassoles, 85. Barcelona.

Biblioteca Municipal Jaume Fuster

Biblioteca Municipal Jaume Fuster en Barcelona. Foto: cediaLa arquitectura de este edificio fue reconocida con el premio FAD de Arquitectura. Foto: cedida.

En el distrito de Gràcia se encuentra esta biblioteca, una de las más modernas y grandes de Barcelona (más de 5.000 m2), obra del arquitecto Josep Llinàs. Abrió en 2005 y está dedicada a Jaume Fuster (1945-1998), un escritor que estuvo estrechamente vinculado a la realidad social y cultural de Barcelona.

El edificio fue reconocido con el Premio FAD de arquitectura en 2006, uno de los más prestigiosos galardones que se conceden en España. Se divide en cuatro plantas y cuenta con salas de lectura, hemerotecas, salas de reuniones, espacio infantil, zona multimedia, sala de exposiciones, salón de música y cine y auditorio.

Plaza de Lesseps, 20-22. Barcelona.

Biblioteca Sant Pau-Santa Creu

La Biblioteca del Raval tiene un marcado carácter multicultural. Foto: cedida.

Más conocida como la Biblioteca Municipal del Raval, esta sala de lectura fue la primera en abrirse tras la Guerra Civil y lo hizo por separado. En 1940 se inauguró la Biblioteca Infantil Santa Cruz y, un año más tarde, la juvenil de San Pablo. Ambas en diferentes sectores de lo que había sido el centro hospitalario de la Santa Cruz.

En 1977 se unieron los dos edificios, de ahí su nombre compuesto. Al ser una biblioteca de un populoso barrio con 50.000 habitantes, el centro se ha quedado pequeño porque tan solo tiene unos 1.000m2. Por eso, es habitual encontrarse todos los puestos de lectura ocupados.

Está especializada en cultura árabe y, además de ofrecer libros escritos en árabe o urdu, también tiene obras de grandes escritores traducidas al catalán o al castellano. Otra de sus especialidades son los volúmenes que versan sobre el Raval, una visita imprescindible si viajamos a Barcelona y queremos aprender más de la idiosincrasia de este céntrico barrio.

Carrer de l’Hospital, 56. Barcelona.

Biblioteca Pública Carles Rahola

Exterior nocturno de la bilbioteca Carles Rahola en Girona. Foto: Pepo SeguraLeer con luz natural la mayor parte del día, una delicia. Foto: cedida.

En 2014 se inauguró el que está considerado el centro público más grande de Cataluña y las cifras no mienten, más de 7.000 m2 que custodian unos 300.000 documentos. Sus tres plantas acogen hemeroteca, dos auditorios, 350 puntos de lectura, 80 ordenadores con conexión a internet, salas de proyecciones y exposiciones, espacios multiusos, aulas de formación, mediateca, servicio de préstamo y devolución automática, además de wifi en todo el complejo y hasta una cafetería.

Pero lo mejor de esta biblioteca es que sus arquitectos, Mario Corea, Luis Morán y Sebastián Guerrico, diseñaron un espacio amplio y luminoso cuyos grandes ventanales y paredes translúcidas permiten leer con luz natural la mayor parte del día. Además, introdujeron la naturaleza en el interior del edificio a través de patios con jardines verticales y otros rincones ajardinados.

Carrer Emili Grahit, 4-6. Girona.

Biblioteca pública Municipal Eugenio Trías

Biblioteca Municipal Eugenio Trías, ventanales, en MAdrid. Foto cedidaLa antigua Casa de Fieras, una de las bibliotecas más agradables de Madrid. Foto: cedida.

Perfectamente enmarcada dentro del natural e histórico entorno del parque de El Retiro, esta biblioteca dedicada al filósofo Eugenio Trías (1942-2013) se ubica en parte de las instalaciones que la Casa de Fieras, un antiguo zoológico, tenía dentro del mismo parque, construido en tiempos de Fernando VII.

El proyecto, conducido por los arquitectos Jaime Nadal y Sebastián Araujo, consistía en la rehabilitación de los dos grandes pabellones y la construcción de un ala nueva que pudiera dar cabida a todas las necesidades bibliográficas. Aquí se priorizó la entrada a raudales de luz natural que se cuela en todas y cada una de las estancias desde donde pueden casi tocarse los árboles del exterior.

La actual biblioteca cuenta con más de 3.500 m2 distribuidos en dos plantas con sala de consulta y lectura, préstamo, publicaciones periódicas, una zona infantil muy bien diseñada (con numerosas actividades para los más pequeños y espacios para bebés -cambiadores incluidos-), zona juvenil, zona de acceso a internet, salas polivalentes. Además, ofrece un área especializada en medio ambiente. La cantidad de referencias bibliográficas para los más pequeños la convierte en un lugar especial para ellos y digno de visitar si pasas por El Retiro de paseo o de visita.

Parque de El Retiro, Casa de Fieras, Paseo de Fernán Núñez, 24. Madrid.

Biblioteca Municipal Ana María Matute

Exterior de la Biblioteca Municipal Ana María Matute. Foto: Flickr / Carlos César Álvarez (Creative Commons)Con vistas sobre la cornisa del Manzanares, en Carabanchel. Foto: cedida.

En el barrio de Carabanchel se encuentra esta biblioteca consagrada al Premio Cervantes 2010, y a cuya inauguración acudió la propia escritora un año antes de su fallecimiento en 2014. Ana María Matute, la autora de Olvidado Rey Gudú, la favorita de entre todas sus obras, reconoció durante aquella visita que una biblioteca es "donde yo me siento mejor siempre. Entrar en una biblioteca es encontrarme en mi hogar más mío”.

El espacio construido en hormigón y acero tiene unas impresionantes vistas sobre la cornisa del Manzanares y, si el tiempo acompaña, se puede otear hasta la sierra de Madrid. Cuenta con un fondo documental de casi 75.000 ejemplares y más de 8.000 títulos multimedia. Además de la sala de lectura y consulta, dispone de otros espacios para actividades, con acceso a internet, sala de estudio, hemeroteca, salón de actos...

Calle de los Comuneros de Castilla, 30. Madrid.

Biblioteca Pública Municipal María Moliner

Talleres en la Biblioteca Pública Municipal María Moliner. Foto: FacebookDe hospital a biblioteca, un taller en el centro cultural María Moliner. Foto: Facebook.

Hay edificios que en otros tiempos ocupaban industrias, conventos, cuarteles u hospitales y que, con el paso del tiempo, son abandonados y reconvertidos en bibliotecas. Este es el caso del centro cultural alicantino María Moliner que, en su día, fue el Hospital de San Juan de Dios y hoy se ha convertido en Biblioteca Municipal y Archivo Histórico.

Aunque sus fondos no son muy extensos, este espacio cuenta con salas de lectura, área infantil, conexión wifi, ludoteca y sala de exposiciones entre otros espacios.

Plaza de la Salud, 1. Orihuela, Alicante.

Biblioteca Pública de Valencia

Biblioteca Pública de Valencia. Flickr / Giacomo Callaioli (con Creative Commons)Un edificio con un curioso pasado. Foto Flickr / Giacomo Callaioli (con Creative Commons)

El origen de la principal biblioteca de Valencia tiene lugar en 1938. En este año se instala en la Casa Vestuario, situada en la plaza de la Virgen, pero en 1979 se reubica en su actual emplazamiento, el crucero del Antiguo Hospital de Valencia, también conocido como Hospital de los Pobres Inocentes que, curiosamente, fue el primer manicomio abierto en Europa en 1409. En 1493 el centro sanitario se amplía y uno de esos anexos es el que constituye ahora la Biblioteca. Un terrible incendio acaecido en 1547 obliga a reconstruir el edificio. De aquel terrible suceso solo se conserva el portal gótico de la entrada.

La biblioteca tiene forma de cruz griega y está rodeada por un jardín y un parque arqueológico que alberga los restos de la antigua Facultad de Medicina y la capilla conocida como El Capitulet. Cuenta con varios puntos de lectura, área infantil, acceso a internet y una interesante colección de cd's y dvd's para préstamo.

Carrer de l’Hospital, 13. Valencia.

Biblioteca Municipal Arturo Gazul

Interior de la Biblioteca Arturo Gazul, en Llerena, Badajoz. Foto cedidaParece por fuera una iglesia pero no lo es. Foto: cedida.

Si pasean por las calles más antiguas de Llerena, en Badajoz, encontrarán un edificio que, a primera vista, recuerda a una iglesia. Unas curiosas esculturas de libros dentro de unas hornacinas en la fachada dan una idea de que lo que vamos a encontrar en su interior.

La que fuera la capilla del antiguo Hospital de San Juan de Dios, de estilo barroco y con 245 m2 de superficie, se ha convertido en un lugar de lectura y contemplación. Mesas, estanterías, escaleras… combinan a la perfección en un espacio donde destaca una impresionante cúpula completamente restaurada. La biblioteca dispone de varias áreas: lectura de adultos, espacio para niños, hemeroteca, acceso a internet y sala multimedia. 

Bodegones, 42. Llerena, Badajoz.

Biblioteca Pública Jesús Delgado Valhondo

Interior de la Bilbioteca Pública Jesús Delgado Valhondo, de Mérida. Foto cedidaTan moderna como su servicio de préstamo de tablets. Foto: cedida.

Este impresionante archivo de casi 5.000 m2 y cuatro plantas, inaugurado en 1999, está situado entre dos puentes (el romano y el de Lusitania) y dos ciudades (la nueva y la vieja) en el margen izquierdo del río Guadiana, en Mérida. Fue construido por el arquitecto Luis Arranz Algueró, quien lo proyectó en granito, metal y cristal, como tres cubos entrelazados en los que se sitúan los principales servicios públicos.

Una gran cuña que surge del terreno alberga el salón de actos y desde sus ventanales se tienen unas magníficas vistas del paisaje. Dedicada al poeta y narrador extremeño Jesús Delgado Valhondo, atesora una colección de obras de los siglos XVIII, XIX y XX, además de libros en otros idiomas. Cuenta también con servicio de préstamo de tablets, préstamo de libros electrónicos, sala infantil y acceso a Internet.

Avda. de la Libertad, s/n. Mérida, Badajoz

Biblioteca Pública Municipal Salón

Salón de lectura de la Biblioteca Municipal del Salón de Granada. Foto cedidaDe salón de baile a biblioteca, tiene un importante apartado dedicado a Lorca. Foto: cedida.

En los jardines situados junto al río Genil se encuentra este impresionante edificio diseñado por Ángel Casas en 1917, como una extensión del cercano Casino para servir como salón de baile. El gobierno de la República lo convirtió en Biblioteca en 1931 y, tras una reforma, fue inaugurada por Fernando de los Ríos, entonces ministro de la Instrucción Pública, en 1933. Desde entonces, ha contribuido a enriquecer la cultura de los granadinos.

La biblioteca guarda actualmente más de 50.000 ejemplares y aloja los fondos procedentes del Centro Artístico y Literario de Granada. Hay que destacar también sus secciones de fondo antiguo y local, los audiovisuales y una parte dedicada a Federico García Lorca.

Paseo del Salón, s/n. Granada.

Biblioteca-Archivo Municipal de Jerez de la Frontera

Biblioteca Archivo Municipal de Jerez. Foto: cedida.El hogar de libros con más de cinco siglos de historia. Foto: cedida.

En un edificio del siglo XIX, construido por el arquitecto jerezano Francisco Hernández-Rubio para albergar el Banco de España, se encuentra la que está considerada como una de las bibliotecas municipales más antiguas de Andalucía. Cuenta con una impresionante colección de libros antiguos (volúmenes datados entre 1550-1599 y de los siglos XVII, XVIII y XIX) y una colección de dibujos de la época medieval, que se hicieron en los siglos XVII y XVIII para preservar los frescos que se encontraban pintados en diversos inmuebles de la ciudad y que estaban deteriorándose.

Además, presenta una importante selección de archivos audiovisuales y en sus instalaciones se realizan exposiciones, presentaciones y otras actividades.

Alameda del Banco, 7. Jerez de la Frontera, Cádiz.

Fecha de actualización: 2 de mayo de 2017

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Política de Cookies y que estás de acuerdo con su uso. Continuar

Cerrar el tooltip