Talleres en el Museu de la Xocolata (Barcelona)

Barcelona para chuparse los dedos

Un plan para chuparse los dedos.
Barcelona para chuparse los dedos.

En pleno barrio gótico encontramos la actividad perfecta para niños y padres, porque ¿a quién no le gusta el chocolate? En el Museu de la Xocolata de Barcelona organizan talleres muy dulces para los más pequeños pero también para adultos golosos. Así que pégate un capricho y dales una alegría a tus hijos, seguro que este plan les va a encantar.

En el antiguo convento de Sant Agustí Vell, todos los sábados, festivos y algunos domingos, organizan talleres para todos los gustos y edades. "Estamos muy enfocados a hacer actividades con niños y familias pero también tenemos muchas opciones para adultos como hacer el maridaje de chocolates con vino y cava o con cerveza o experiencias para regalar a tu pareja", explica el director del Museu de la Xocolata, Paco Gil.

Puedes, por ejemplo, dejar que tu bebé experimente texturas pintando con los dedos llenos de chocolate, celebrar tu cumpleaños o festejar Halloween haciendo panelletes con forma de fantasma. "Este postre típico catalán que se hace para celebrar la festividad de Todos los Santos y la receta es parecida a los huesos de santo, una base de mazapán y luego se añade lo que se quiera: coco, piñones, almendras…", afirman desde el museo.

Los más pequeños conocen de cerca el cacao y todos sus procesos hasta convertirse en chocolate.
Los más pequeños conocen de cerca el cacao y todos sus procesos hasta convertirse en chocolate.

Los talleres de pastelería son para niños mayores de 8 años porque tienen que tener autonomía para hacer sus propios pasteles. Ellos lo hacen todo. De hecho, los padres no pueden entrar en muchas actividades infantiles. Pero también hay opciones para familias que quieran disfrutar del evento todos juntos.

Al final, ¿a quién no le gusta el chocolate?
Al final, ¿a quién no le gusta el chocolate?

En nuestro taller, un festivo a las 5 de la tarde, más de una quincena de niños con sus familiares olisquea, toca y observa las diferencias entre varios chocolates. Los participantes ven la semilla de cacao tostada, triturada "en grano" (que se llama grué), luego la pasta de cacao y finalmente el polvo puro. Experimentan el amargor del fruto puro que les sirve para entender que la base del chocolate es amarga aunque luego se la endulce con azúcar.

Saborear la experiencia

Después de las presentaciones y una vez repartidos los delantales, manos a la obra. Ya están todos listos para convertirse en pequeños chefs durante una hora y dejar volar su imaginación mientras crean diferentes figuras o bombones que luego por supuesto se llevarán a casa.

Bueno, buenísimo: hacer y probar es todo lo mismo.
Bueno, buenísimo: hacer y probar es todo lo mismo.

En este lugar chuparse los dedos no solo está permitido sino que es hasta recomendable y, para los más pequeños, casi un requisito imprescindible para participar; después de rellenar la figura con chocolate, al probarlo siempre dejan escapar un "¡mmmmm!" Buena señal de que les ha gustado.

Lo mejor del taller es que te puedes llevar a casa tus creaciones.
Lo mejor del taller es que te puedes llevar a casa tus creaciones.

Ya solo queda comprobar en su página web cuál de los muchos cursos que tienen se ajusta más a tus intereses y reservar plaza. Los precios de estas actividades oscilan entre los 7 y los 20 euros, exceptuando la Xocoexperience, un regalo para hacer a tu pareja y que cuesta 65 euros y es para dos personas.

MUSEU DE LA XOCOLATA - Calle Comerç, 36. Barcelona. Tel. 932 68 78 78.

Te puede interesar...