Carreteras para perderse: Ruta por la Ribeira Sacra ourensana (Dos días: 110 km)

Zigzagueando en busca del Sil

El cañón del río Sil visto desde el Mirador de Vilouxe
Desde el Mirador de Vilouxe se obtiene una de las mejores imágenes del cañón del Sil.

Desde Ourense sale la carretera nacional OU-536, para bifurcarse una y otra vez en la la Ribeira Sacra, trazando una telaraña con otras más estrechas y sinuosas como la OU-508 o la OU-509, entre otras. Los kilómetros aquí se dilatan para ralentizar la ruta, convirtiéndolos en parte de la experiencia, mientras se recorre uno de los lugares más desconocidos y fascinantes de España: el cañón del río Sil. Proponemos serpentear estas carreteras durante dos días para adentrarse en esta ruta por la Ribeira Sacra ourensana.

CUADERNO DE VIAJE: CONSEJOS | COMER Y  DORMIRCOMPRAS | SELFIES 

Entre el norte de la provincia de Ourense y el sur de Lugo, bañada por las cuencas de los ríos Miño, Sil y Cabe, se encuentra la Ribeira Sacra. Durante dos días nos adentramos por carretera en la parte ourensana de este rinconcito gallego, donde el cañón del Sil y los monasterios brillan como perlas escondidas entre una naturaleza exuberante compuesta en su mayoría por robles y castaños, bosques originarios de Galicia extintos en buena parte de la comunidad. 

Fotomontaje Fuente San Bieito en el Monasterio de San Pedro de Rocas
Las escaleras que llevan hasta la fuente de San Bieito en el Monasterio de San Pedro de Rocas son una maravilla.

Día 1: De monasterios, ríos y otros tesoros

En esta ruta, cuevas excavadas en la roca sirven de cabecera a la iglesia del Monasterio de San Pedro de Rocas, recordando las primeras huellas de los eremitas en la zona; una escultura de un afilador rinde homenaje a este gremio en Luintra; caminos que rodean al Parador de Santo Estevo guardan ruinas cautivadoras entre maleza creciente; un catamarán recorre durante hora y media el meandro más fotografiado del río Sil… Imprescindibles en un día de experiencias únicas.

Día 2: Obnubilados por el río Sil y el misterio de Santa Cristina

Miradores para apreciar uno de los cañones más desconocidos de España y un monasterio para visitar en soledad, el de Santa Cristina de Ribas de Sil, aguardan a la vuelta de cada curva en este segundo día de ruta por la Ribeira Sacra ourensana. Incluidos, esta vez, un castillo, muchas vacas y recuerdos típicos para llevarse un pedazo de esta tierra de vuelta a casa. 

Más en Castro Caldelas