Donde come Atul Kochhar ('Benarés')

"Sin arroz, no hay vida"

El chef en su restaurante 'Benarés' de Madrid.
El chef en su restaurante 'Benarés' de Madrid. Foto: Benarés.

Atul Kochhar adora España, sobre todo la forma en la que elaboramos los arroces. Le gusta descubrir nuevos restaurantes cuando no está en 'Benarés', su templo gastronómico en Madrid, y si son locales de barrio, mejor que mejor. Valora mucho la calidad del producto español y nunca pierde la oportunidad de degustar un buen arroz con bogavante o tapear por Barcelona.

A galope entre Londres y Madrid y a punto de terminar su quinto libro de recetas indias, Atul Kochhar es uno de esos cocineros que siempre tiene ganas de aprender. Solo hay que oírle hablar para sentir su pasión por la gastronomía y esa búsqueda continua por los nuevos sabores. A punto de cumplir 47 años, Atul puede presumir de ser el primer chef indio en recibir una Estrella Michelin por su restaurante 'Benares London', donde tiene entre sus clientes al mismísimo príncipe Carlos de Inglaterra. Además del local de 'Mayfair', está al frente de otros tres restaurantes: en Irlanda, Dubai y, desde septiembre de 2015, en Madrid.

'Benares(Calle Zurbano, 5) es un restaurante elegante, luminoso, con un hermoso patio interior y una carta de alta cocina que ofrece con cada bocado un viaje a las diferentes regiones de La India. Aunque parte de los ingredientes vienen directamente del país asiático, Atul apuesta fuerte por utilizar en su cocina los mejores productos locales. Su bar es otra sorpresa: ofrece una atrevida carta de cócteles con tapas inspiradas en la comida india callejera.

Amable, cercano y con un gran sentido del humor, Atul nos cuenta que, como buen indio que es, adora todos los platos de arroz, desde la paella valenciana a un buen rissotto italiano. "Sin arroz, no hay vida", asegura. "Y especialmente en España, la manera en la que se prepara el arroz es asombrosa. Esa textura que coge el arroz cuando se cocina con conejo o marisco es increíble". Por eso, en sus restaurantes favoritos nunca falta un plato de arroz.

CASA LUIS (Calle Alonso Heredia, 25, Madrid)

Situado en el barrio de La Guindalera, esta marisquería es una de las favoritas de Atul. Se vuelve loco con su arroz con bogavante (20,25 € por persona), uno de los platos estrella del local cuya calidad precio es magnífica. "Es el típico restaurante al que me gusta ir cuando pago yo", cuenta Atul entre risas.

RESTAURANTE OVIEDO (Paseo de Yeserías, 45. Madrid. Tel. 914 74 73 80)

Atul conoce este lugar porque está muy cerca de la casa de Vicente Gorriz, director general de su restaurante madrileño y un auténtico guía para Atul cuando se trata de buscar buenos restaurantes. Especializado en comida asturiana, es otro de esos lugares de barrio, con solera, donde miman la comida y su máxima es la utilización de productos frescos y de calidad. Algo que Atul valora muchísimo tanto a la hora de cocinar, como cuando se sienta a la mesa como comensal. En su carta no podía faltar un plato con arroz: el arroz caldoso a la marinera.

TEN CON TEN (Calle de Ayala, 6, Madrid. Tel. 915 75 92 54)

Situado en el barrio de Salamanca, este restaurante ha cautivado a Atul no solo por su carta (que incluye algún que otro rissotto), sino por su original decoración. "Me gusta mucho comer aquí por el ambiente. Tiene una atmósfera especial, es un lugar realmente bonito. Y me gusta esa comida con un toque divertido".

ALABASTER (Calle de Montalbán, 9. Madrid. Tel. 915 12 11 31)

Si hay algo que además de arroz vuelve loco a Atul eso es un buen pescado. "En 'Alabaster' me encantan las croquetas de pescado (las preparan de cigala de la ría de Arosa). Para mí es lo mejor de su carta. También me gusta lo bien que saben presentar un buen pescado en el plato. Y su chef, Iván Domínguez es un buen hombre, muy inspirador".

BAR BAS (Rambla Cataluña, 7. Barcelona. Tel. 933 42 75 16)

Cuando el cocinero visita Barcelona, se pierde tapeando en lugares como Bar Bas, un local que presume de tener la mejor chacinería del mundo y un fabuloso marisco fresco que les llega cada día de la lonja. Para Atul, dos platos imprescindibles son los erizos de mar y las gambas rojas, que acompaña con una buena botella de El Equilibrista (Garnaxta, 22 €). Otro clásico al que no puede resistirse es la tortilla española: "Nunca he comido una tortilla como esta. Increíble". Y para terminar, de postre siempre pide la crema catalana.

MONVINIC (Carrer Diputació 249, Barcelona. Tel. 932 72 61 87)

Otro lugar que visita el chef en la Ciudad Condal es este bar especializado en vinos de los cinco continentes. Su bodega es impresionante. Para picotear, disfruta con las anchoas del Cantábrico, los tradicionales calçots y la tostada de sobrasada con miel.

Te puede interesar...