Cinco cócteles fáciles para hacer en casa

Saca el 'bartender' que llevas dentro

Atrévete a hacer tu cóctel favorito. Foto: Shutterstock.
Atrévete a hacer tu cóctel favorito. Foto: Shutterstock.

El bartender Antonio Garrido, socio de 359 Cocktail Concept, nos propone cinco recetas de cócteles para hacer durante cuarentena reutilizando productos y utensilios que tenemos por casa. Desde una michelada mexicana a un gin-tonic muy especial o un cóctel de lo más tropical. 

Si algo nos está enseñando el confinamiento es que nos estamos adaptando a él mucho mejor de lo esperado. Estar en casa no es, al fin y al cabo, tan malo. Y con un poco de orden se puede trabajar, descansar, dedicar tiempo a la familia e, incluso, disfrutar de ocio casero. Las videollamadas se han convertido en las nuevas fiestas. Hay quien abre una cerveza o se echa una copa de vino para brindar virtualmente, pero quizá sea el momento de dar un paso más. ¿Por qué no aprovechamos para tomar unos cócteles? Eso sí, adaptados al confinamiento. Así que no te preocupes, no habrá que usar raras herramientas de nombres extraños o bebidas que no sabemos ni encontrar en el supermercado.

Para ello contamos con Antonio Garrido, socio de 359 Cocktail Concept, una academia formativa relacionada con el mundo del bar, gerente de 'Oveja Negra Café' y embajador en España de marcas como la ginebra Martin Miller's o Royal Bliss. El malagueño traslada algunas de sus mejores recetas como bartender a la cuarentena para "reutilizar productos que ya tenemos en casa". Porque, sí, el escurridor, el embudo del cajón de los cubiertos o la espumadera del puchero también te pueden ayudar a preparar el mejor cóctel.

1. Gin-tonic 'A mi manera'

Cócteles caseros. Gin-tonic. Foto: Shutterstock.
Cócteles caseros. Gin-tonic. Foto: Shutterstock.

Gin-tonic 'a mi manera'

  • 1 cucharada de mermelada de naranja
  • 20 cl de tónica cítrica
  • 5 cl de ginebra
  • Piel de limón y naranja



ELABORACIÓN:
Empezamos por una receta sencilla, pero que da un sabor diferente a tu gin-tonic. Esta vez arrancamos poniendo una cucharada de mermelada de naranja al fondo del vaso y restregándola un poco por su pared. "El olor es el 80 por ciento del sabor y, como tenemos la manía de mover la copa, pues cada vez que lo hagamos tomará más aroma a naranja", cuenta el bartender. Luego, se añade la ginebra, la tónica y los trozos de la piel de un limón y una naranja. Garrido recomienda elaborar la mermelada en casa e incluso hacerla con otras frutas previamente maceradas en licores. Da dos ideas: una piña macerada en licor de hierbas y una pera en whisky con jengibre.

2. Martini espresso

Cócteles caseros. Martini expreso. Foto: Shutterstock.
Cócteles caseros. Martini expreso. Foto: Shutterstock.

Martini espreso

  • 1,5 centilitros de licor de café
  • 1 café expreso
  • 2 cl de oleo saccharum de naranja
  • 4 cl de vodka



ELABORACIÓN:
Lo primero, olvídate de los nombres raros, tras su fachada esconden algo mucho más sencillo. Y aunque el licor de café no sea un habitual en muchos hogares –quizá sí al norte, pero no tanto en el sur– mira en el mueble de las bebidas que es posible que no te acuerdes de que tú también tenías.

La receta es bien sencilla y no tiene más que mezclar los ingredientes en una coctelera –o, si no tienes, en algún bote que se le parezca– agitar y, después, colar antes de servir en una copa de cóctel. Garrido recomienda servirlo sin hielo y añadir unos granos de café y cacao como decoración (aunque es opcional). Eso sí, para endulzar propone evitar el azúcar y jugar un poco más probando a crear oleo saccharum.

¿Y qué es el exactamente el oleo saccharum de naranja? Pues es bien fácil. Es simplemente el resultado de colocar cáscaras de frutas como el limón o la naranja sin el albedo –la parte blanca bajo la piel- sobre azúcar para extraer el aceite de los cítricos. Su elaboración es muy básica: poner unos 250 gramos de pieles de naranja en 450 gramos de azúcar blanca y dejar macerar de 12 a 24 horas. Resultará un líquido, llamado sirope, que ejercerá de endulzante y proporciona aroma gracias a sus aceites esenciales. Y si te has atrevido con la mermelada de naranja de la anterior receta, esta es la oportunidad de reciclar sus pieles.

3. Un daiquiri de plátano diferente

Cócteles caseros. Daiquiri de plátano. Foto: Shutterstock.
Cócteles caseros. Daiquiri de plátano. Foto: Shutterstock.

Daiquiri de plátano

  • 1,5 cl de ron especiado
  • 3 cl de zumo de limón
  • 4 cl de ginebra
  • 8 cl de puré de plátano tostado
  • Hierbabuena


ELABORACIÓN:
Esta bebida de sabores tropicales tampoco tiene ningún truco. Mezclar la ginebra, el ron y el zumo de limón en una coctelera. Decorar finalmente con rodajas del plátano tostado y una ramita de hierbabuena.

¿Cómo se hace el puré de plátano tostado? No hay más que pelar dos plátanos y ponerlos al grill en el horno de casa. Bastarán unos minutos hasta que los veamos tostados. Se meten entonces en el vaso de la batidora junto a diez centilitros de leche de almendras, 25 de zumo de naranja, 5 de aceite de oliva y 200 gramos de azúcar. De ahí sacamos ya la cantidad necesaria, le añadimos el resto de los ingredientes… y a disfrutarlo. 

4. Cóctel de té y coco sin alcohol

Cóctel de té y coco sin alcohol
Cóctel de té y coco sin alcohol. Foto: Shutterstock.

Cóctel de té y coco sin alcohol

  • 10 cl de agua de coco
  • 1 gajo de lima
  • 1 gajo de limón
  • 2 cl de limón
  • 4 cl de té verde
  • ginger-ale



ELABORACIÓN:
Garrido lo define como "un trago refrescante y sin alcohol". No tiene mucha historia: todo directo al vaso, remover y saborear bien fresquito.

5. Michelada de la casa

Cócteles. Michelada
Cócteles. Michelada. Foto: Shutterstock.

Michelada de la casa

  • 1 cerveza (clara u oscura, según el gusto)
  • 1 limón verde
  • Jugo Maggi (opcional)
  • Sal
  • Salsa Perrins
  • Tabasco


ELABORACIÓN:
Uno de los cócteles mexicanos más populares cuyas salsas se encuentran en cualquier supermercado. En un vaso, ponemos sal –se le puede añadir algún picante en polvo tipo cayena–. Con la piel del cítrico se humedece el borde del vaso y, después, se apoya sobre la mezcla salina para crear una costrita salada sobre el cristal. Luego, se introducen el zumo del limón y las salsas en el vaso y se remueve. Finalmente, se añade la cerveza bien fresquita. Garrido recomienda especialmente marcas mexicanas como Corona o Pacífico, pero puede valer cualquiera. Se puede añadir hielo para refrescar.

Más en...