4 cócteles con cava para las fiestas

Por una Navidad con brindis más festivos

Cóctel cava
Sorprende a tus invitados esta Navidad con un cóctel espumoso con cava. Foto: Agefotostock

Los espumosos son todo un clásico de la Navidad. Brindar con una copa elegante, tras haber acabado con los festines propios de estas fechas, es uno de los momentos más esperados de todo el año. La innovación gastronómica gana terreno en los hogares y se busca sorprender a los invitados. La mejor forma: elaborar cócteles con cava. Nadie quedará indiferente ante estas refrescantes y festivas bebidas y todo el mundo querrá que tu salón se convierta en el centro neurálgico de las celebraciones.

Seguro que en Navidad cae en casa alguna botella de cava (o champagne, corpinat o prosecco; vaya, de un espumoso), ya sea porque no puede faltar en tu carrito de la compra navideña, porque es un clásico en la cesta de la empresa o porque tu cuñada Flora los trae a pares para brindar junto con el Roscón de Reyes. Pero… ¿y si estas Navidades nos atrevemos a ir un poquito más allá de la fórmula de descorchar, tocarse la frente con el líquido derramado para tener suerte, servir y brindar con el postre?

Los cavas tipo Brut son la base de estos combinados. Foto: Sofía Moro
Los cavas tipo Brut son la base de estos combinados. Foto: Sofía Moro

En el mercado hay muchísimos espumosos de calidad y, consecuentemente, los cavas cada vez se consumen más allá de las fiestas de guardar o el postre. Hoy te traemos otra forma de tomarlo: como ingrediente festivo-alegre-refrescante de un cóctel. Las siguientes recetas se preparan con cava tipo Brut (el más adecuado para cócteles), son fáciles de elaborar y pueden tomarse en diferentes momentos del día o la noche. Házselas a tus invitados y brindaréis con sofisticación sin perder la alegría. 

# 1. ‘Negroni sbagliato’

1. ‘Negroni sbagliato’

El negroni es uno de los cócteles mejor considerados del mundo. Este clásico aperitivo se elabora con ginebra, vermut rojo y un amaro tipo Campari a partes iguales. Su versión festivo-espumosa recibe el nombre de negroni sbagliato, que quiere decir literalmente “negroni equivocado”. Se llama así porque el bartender del ‘Bar Basso’ de Milán echó accidentalmente prosecco en vez de ginebra a un negroni. ¡Feliz equivocación!

Negroni sbagliato

  • 1/2 rodaja de naranja
  • 30 ml de Campari
  • 30 ml de vermut rojo
  • 60 ml de cava o espumoso Brut
Negroni sbagliato
El primer 'negroni sbagliato' fue fruto de un error. Foto: Agefotostock

Echar en un vaso mezclador cubitos de hielo, echar el vermut y el Campari y remover durante 25-30 segundos. Cuela la mezcla en un vaso de boca ancha con un par o tres cubos de hielo y llenar con cava. Adornar con media rodaja de naranja. Momento ideal para tomarlo: se trata de un aperitivo, así que si lo sirves antes de comer tus invitados valorarán aún más tus esfuerzos culinarios. 

# 2. ‘Mimosa’

2. ‘Mimosa’

Además de refrescante, el cóctel mimosa es muy bonito, ya que el zumo de naranja le da un elegante toque de color a la copa de cava. Existe una versión sin triple seco que se llama Buck’s Fizz. Ambos cócteles datan de los años 20 del siglo pasado; el mimosa se inventó en el ‘Hotel Ritz’ de París en 1925 y se hizo famosísimo porque su baja graduación alcohólica permitía beberlo a todas horas. Aunque tomarlo sea todo un mimo para el espíritu, el nombre deriva de la flor tropical llamada homónima.

Mimosa

  • 15 ml de triple seco
  • 45 ml zumo de naranja
  • 90 ml de cava o espumoso Brut
Cocktail Mimosa
El 'mimosa' es, probablemente, el cóctel con espumoso más famoso. Foto: Agefotosock

Poner el triple seco y el zumo de naranja en una copa de cava (de las de tipo flauta, no de las Pompadour). Añadir el cava despacio, ya que el azúcar del zumo hará que burbujee más de lo normal. Decorar con una espiral de piel de naranja o un gajo de naranja. Momento ideal para tomarlo: también es un cóctel de aperitivo para tomar antes de la comida o la cena, aunque en el París de los años 20 causaba furor como bebida de brunch

# 3. ‘Old Cuban’

3. ‘Old Cuban’

Si te gustan los mojitos, este cóctel te va a entusiasmar, ya que podría considerarse un cruce entre el famoso cóctel cubano y un French 75 (otro cóctel con espumoso que lleva además ginebra o cognac, zumo de limón y un sirope simple). Lo inventó la que probablemente es la barwoman más famosa de Nueva York, Audrey Saunders, en su bar ‘New York’s Pegu Club’ a principios del siglo XXI -hace dos días, vamos-.

Old Cuban

  • 15 ml sirope simple
  • 15 ml zumo de lima
  • 2 dashes Angostura
  • 30-60 ml de cava o espumoso Brut
  • 30 ml ron añejo
  • 8-10 hojas de menta
Old cuban
Las raíces del 'old cuban' hay que buscarlas en la Gran Manzana. Foto: Agefotostock

Verter el ron en una coctelera con hielo, el zumo de lima, el sirope simple, la Angostura y las hojas de menta. Agitar enérgicamente durante unos 15 ó 20 segundos o hasta que ver que la coctelera se ha helado por fuera. Poner en la boca de la coctelera un strainer y, en una copa de cava de las redondeadas (no de las de tipo flauta), un colador. Verter la mezcla y llenar la copa con cava. Adornar con una hoja de menta. Momento ideal para tomarlo: afterwork tras un día duro, largo y frío. Su combinación de ron y burbujas convierte Mordor en Teletubbylandia.

# 4. Agua de Valencia

4. Agua de Valencia

Tiene de todo menos agua, pero sí que es natural de Valencia. Este famoso cóctel fue inventado por el pintor y bartender Constante Gil en 1959, en la ‘Cervecería Madrid’ de Valencia. Se trata de un mimosa que lleva además ginebra y vodka y, por supuesto, zumo de naranjas valencianas recién exprimido -que en esta época del año, además, están en pleno esplendor-.

Agua de Valencia

  • 20 ml sirope simple
  • 240 ml zumo de naranja
  • 45 ml de ginebra
  • 45 ml de vodka
  • 750 ml de cava o espumoso Brut
Agua de valencia cava
El agua de Valencia es el orgullo patrio de los cócteles con cava. Foto: Agefotostock

Exprimir las naranjas hasta tener unos 240-250 ml de zumo. Verter con colador en una jarra. Añadir el cava, la ginebra, el vodka y el sirope y remover suavemente. Refrigera como mínimo una hora, aunque idealmente deberían ser dos. A la hora de servir (mejor en copas de cava redondeadas que aflautadas), añadir cubitos de hielo a la jarra. Se puede agregar media naranja a rodajas de adorno. Momento ideal para tomarlo: como acompañamiento de la comida o cena; marida estupendamente con mariscos, arroces y risottos.