Cinco recetas para triunfar en redes sociales

Todas tus recetas para petarlo en Instagram

Dificultad

Fácil

Preparación

5’

Cocción

10’

Compartir

03/11/2019 –

Actualizado: 22/02/2021

El arte de comer sano y rico ha ganado terreno a la cómida rápida y las cenas de sota, caballo y rey. Lo que se lleva es cocinar platos sabrosos y coloridos, también en redes sociales. Recetas como el poke bowl de salmón, sándwich de huevo cocido, bizcocho de trigo sarraceno, rollitos vietnamitas de verduras o quinoa con gambas son nuestras propuestas para cocinillas instagramers.

Preparación de Sándwich de huevo con lechuga y lacón ahumado

  1. Pelar los huevos y cortar al medio 2 de ellos. Picar con un tenedor otro en trozos no demasiado pequeños.
  2. Mezclar la mayonesa con la mostaza y el rábano picante.
  3. Colocar en una tabla dos de las lonchas de pan de molde. Untar ambas con 1/2 cucharada de mayonesa.
  4. Partir al medio los otros dos huevos cocidos y acostar sobre su corte 2 mitades centradas sobre una línea imaginaria que cruzara el centro de la loncha, de lado a lado. Repetir la misma operación con la otra loncha.
  5. Revolver los huevos picados, el picadillo de lacón ahumado ibérico y la lechuga con el resto de la mezcla.
  6. Repartirla sobre las dos mitades libres de huevo partido al medio de modo que cubra el pan hasta una altura casi semejante a la que ocupan los huevos.
  7. Cubrir con la otra loncha de pan, apretar con suavidad, recortar las cortezas y partir en tres partes el sándwich.

Preparación de Quinoa sin atamalar con gambas

  1. Comenzar por comprobar que la quinoa está lavada remojándola en agua.
  2. Escurrirla en un colador y poner un cazo con ¾ de l de agua salada a cocer para la quinoa.
  3. Dejar que escurra lo que tarda en hervir el agua.
  4. Pelar las gambas y guardar cabezas y cascarones para otro plato o caldo de marisco.
  5. Calentar el aceite en una sartén o un wok amplios.
  6. Freír los cacahuetes sobre fuego mediano hasta que se doren muy poco, retirar, reservar a un lado, y echar en la sartén o el wok la cebolla, el ají elegido y el ajo, para que se sofrían despacio, a fuego no demasiado fuerte.
  7. Cuando las verduras estén a punto de dorarse, echar en lluvia sobre el agua ya hirviente con sal la quinoa escurrida y revolver con una espátula de palo; vigilar el tiempo de cocción.
  8. Añadir al sofrito el tomate, subir el fuego, salpimentar y espolvorear con un poco de orégano.
  9. En cuanto los tomates estén un poco sofritos pero aún no hayan perdido la forma, añadir las colas de las gambas, para que se sofrían lo justo, no demasiado, probar de sazón y corregir si hace falta.
  10. El salteado no deberá tener mucho líquido, solo estar húmedo, jugoso.
  11. Cuando la quinoa lleve cociendo unos 12 minutos, colarla de inmediato, sin espera, para retirar el exceso de líquido y extenderla en una fuente grande, para que pierda parte del calor y no quede atamalada.
  12. Ya templada, revolverla en la sartén con el sofrito, pasar a los platos o la fuente y esparcir por encima los cacahuetes o manís.
  13. Servir de inmediato.

Preparación de Rollitos de verduras con 'kimchi' y salsa de 'tahina'

  1. Comenzar por preparar la salsa. En un cuenco grande echar la tahina –con la mínima cantidad de aceite que siempre sobrenada la pasta–, el ajo, la guindilla, el zumo de limón y el azúcar.
  2. Revolver bien –en este momento la tahina espesará mucho al mezclarla con líquido acuoso–. Añadir la salsa de soja, revolver y comprobar si es necesario añadir un poco de agua para aligerar la salsa. Tiene que ser lo suficientemente densa para cubrir el rollito, o el dorso de una cuchara cuando se introduce en la salsera pero no tanto como para ser una pasta muy espesa.
  3. Probar de sal, acidez y dulzor y rectificar.
  4. Añadir la pimienta. Revolver y reservar al fresco.
  5. En el momento de servir comprobar si hay que añadir más agua porque haya espesado mucho y verter en la salsera. Adornar con el cebollino para servir.
  6. A continuación preparar las verduras como sigue:
    • 
    • Abrir el envase de kimchi y ponerlo a escurrir en un colador. Presionar con suavidad.
  7.  
  8. Lavar la lechuga-escarola bien y escurrirla al máximo. secarla entre dos paños apretando con suavidad. Cortar en trozos de 4-5 centímetros. Reservar en una fuente.
  •  
  • Colocar en la fuente donde está la lechuga la cantidad de brotes equivalente a la de la lechuga, en volumen.
  •  
  • Cortar el aguacate, retirar el hueso y de las dos mitades sacar tiras o  dados, como se prefiera. Rociar con zumo de limón y colocar en la fuente.
  •  
  • Pelar y cortar en tiritas la remolacha. Si ya es cocida, secarlas entre dos papeles triples de cocina hasta que no suelten mucha agua, que tiñe todo y ablanda las tortitas.
  •  
  • Lavar y cortar al medio los tomatitos cherry. Colocar en la fuente
  •  
  • Pelar y cortar en tiritas la remolacha. Si es ya cocida, secar las tiritas entre dos papeles triples de cocina apretando con suavidad. Reservar en la fuente.
  •  
  • Llenar un plato grande y hondo con agua fría. Introducir una tortita en agua unos segundos, hasta que esté flexible, no más, y pasarla a una tabla. Pintarla con aceite con un pincel de cocina.
  •  
  • Esparcir por encima la cuarta parte de las semillas de ajenuz.
  •  
  • Colocar las verduras formando un bonito conjunto de colores. Doblar la primera mitad de la tortita sobre las verduras y ajustarlas para darle consistencia al rollito. Doblar los extremos de los dos lados para encerrar el relleno.
  •  
  • Colocar en la parte libre de la tortita aún sin enrollar 2-4 hojas de albahaca, según sean de albahaca italiana o española.  
  •  
  • Terminar de enrollar la tortita y colocar en la fuente de servicio. 
  •  
  • Repetir la misma operación hasta acabar con todos los ingredientes. En este momento los rollitos se pueden conservar en el frigorífico hasta 2-3 horas.
  •  Servir los rollitos con su salsa.
  • Preparación de Bizcocho de alforfón y calabaza

    1. Encender el horno a 175 ºC.
    2. Embadurnar bien un molde de bizcocho con aceite y enharinar con harina de arroz.
    3. Machacar en un mortero los granos de cardamomo, sacar las semillas negras y convertirlas en polvo.
    4. Echarlas en un cuenco grande en el que también se van añadiendo las harinas, los polvos de hornear, el bicarbonato, el azúcar y las avellanas bien molidas.
    5. Batir el conjunto con unas buenas varillas durante por lo menos 3 minutos, para que se mezclen perfectamente.
    6. Batir en otro cuenco pequeño los huevos y añadirles el aceite, la calabaza y las ¾ partes del agua, por si no hiciera falta toda –depende del tamaño de los huevos y de si las harinas están poco o muy secas–.
    7. Verter sobre los sólidos el batido de huevos, aceite y agua y batir con las varillas hasta mezclar bien –añadir más agua si hiciera falta para que quede una masa bien espesa pero no seca– y seguir batiendo un poco una vez bien mezclados.
    8. Llenar el molde, alisar la superficie e introducir en el horno ya caliente durante unos 35-40 minutos o cuando un palillo hundido en el centro salga limpio.
    9. No abrir el horno antes de pasados los primeros 20 minutos y procurar no hacerlo hasta el final.
      Sacar del horno y dejar reposar 10-15 minutos antes de desmoldar.

    Para los pocos que aún no lo sepan, los poke bowls son ensaladas a base de pescado crudo (o sellado) cortado en dados. Mezclado con diferentes arroces, algas, vegetales, salsas... las combinaciones son infinitas. Con salmón y aguacate es una buena opción para iniciarse en el mundo de los pokes, pero no tiene porqué acabar aquí. Pulpo, langostinos e incluso salchichas salteadas caben en estos boles que terminan siendo un almuerzo entero. En este caso solo se necesita algo más de media hora, 60 gramos de arroz, medio kilo de salmón y medio aguacate, además de un puñadito de condimentos muy fáciles de encontrar. 

    La magia de internet a veces tiene estas cosas: por algún motivo difícil de explicar, un clásico irrumpe en redes sociales y cosecha un éxito sin precedentes. Esto es lo que ha pasado este verano con el sándwich de huevo cocido en Instagram. Las opciones para preparar, postear y, por supuesto, comer, son infinitas. Por ejemplo, se puede preparar a la manera más sencilla, solo con huevo y mayonesa; con cebollitas y pepinillos encurtidos, o la más contundente: con lacón y lechuga. El pan de molde, a ser posible de tahona o hecho en casa, el huevo cocido y la mayonesa son los ingredientes principales, para esta receta simple y a la vez sofisticada. Esta receta en concreto requiere 30 minutos, lacón ahumado (a ser posible ibérico) y lechuga romana, perfecto para una merienda o un aperitivo. 

    Los granos de diferentes partes del mundo se han abierto paso y en muchas casas, después de décadas, el arroz ya no tiene el monopolio de las guarniciones en lo que a semillas se refiere. Amaranto, quinoa o sémola de maíz son algunos de los más utilizados. Dándole una vuelta y occidentalizándolas pueden quedar platos muy accesibles y a la vez fuera de los platos habituales. Quinoa, anacardos y tomates cherry son los ingredientes principales de una receta perfecta para los que se quieran introducir en el universo del grano. 

     

    Perfectos para aperitivos o postres, los rollitos de arroz con ingredientes multicolores hacen las delicias de los comensales incluso antes de hincarles el diente. Y, por supuesto, encanta a los usuarios de redes más glotones. Se pueden hacer de verduras con kimchi y salsa de tahina, de verduras con salsa de aguacate, de frutas con salsa de chocolate blanco y mango.... Para el de kimchi y salsa de tahina se necesitan varios condimentos, pocos minutos y grandes dosis de paciencia y maña. 

    El grano que adoran los vegetarianos, alforfón, también llamado trigo sarraceno, combina muy bien al natural con ingredientes muy distintos: tanto con pollo al vapor, rúcula o setas. Pero también postres, como el bizcocho de alforfón y calabaza al que se le pueden añadir leche de coco, miel y frutos rojos. Porque la salud no está reñida con el amor por el dulce y los postres dignos de un buen disparo. Y, para acompañar, mejor tés que bebidas alcohólicas. Un Lampsang souchong resulta perfecto para acompañar al bizcocho

    Ingredientes

    Sándwich de huevo con lechuga y lacón ahumado 2 personas
    • 1 cucharadita de 'wasabi' o de rábano picante rallado, en conserva
    • 2 cucharadas de lacón ahumado ibérico en dados de 1/2 cm x 1/2 cm
    • 3 cucharadas de hojas verdes de lechuga romana muy picada
    • 1 cucharadita de mostaza picante (tipo Dijon o británica)
    • 3 buenas cucharadas de mayonesa del gusto de cada cual
    • 3 huevos camperos u orgánicos cocidos
    • 4 lonchas de pan de molde de leche (en tahonas de calidad o hecho en casa)
    Quinoa sin atamalar con gambas 4 personas
    • 2 puñados de cacahuetes (pelados crudos)
    • Orégano
    • Pimienta
    • Sal
    • Agua
    • 4-5 cucharadas de aceite de oliva
    • 250 g de quinoa
    • 200 g de tomate cherry kumato (partidos al medio)
    • 1 cebolla (picada)
    • 1 ají colorado o amarillo (pequeño o la mitad de uno grande)
    • 16-24 gambas (según tamaño)
    • ½ diente de ajo (picado)
    Rollitos de verduras con 'kimchi' y salsa de 'tahina' 4 personas
    • 1 aguacate no muy grande
    • Sal, si hiciera falta, y pimienta
    • 1 cucharada de semillas de ajenuz (también se conoce como neguilla)
    • 2 cucharadas de aceite de cacahuete o AOVE
    • 4 tortitas de arroz vietnamitas de 22 cm de diámetro o 4 tortitas de arroz vietnamitas cuadradas de 20 cm de lado
    • 1 limón
    • Hojas de albahaca
    • 12 tomatitos cherry amarillos
    • 1 remolacha pequeña cruda o cocida, muy bien escurrida
    • 80 g de kimchi en conserva, muy bien escurrido
    • 75 g de lechuga-escarola de la que se llama frisée
    • 2 cucharadas de cebollino picado
    • Agua si hiciera falta
    • 3 cucharadas de salsa de soja líquida
    • 1/2 cucharada de salsa de pescado
    • 1 cucharada rasa de azúcar cruda o panela
    • 2 cucharadas o más de zumo de limón
    • 1 guindilla fresca pequeña, roja mejor, pero verde también, picada muy fina
    • 2 dientes de ajo triturados
    • 4 cucharadas de tahina
    Bizcocho de alforfón y calabaza 4 personas
    • 150 g de harina de trigo (si es para celiacos, de arroz)
    • 75 g de avellana (tostada y molida)
    • 250 g de azúcar cruda o panela en polvo
    • 10 g de polvos de hornear
    • 100 g de agua
    • 2 huevos
    • 1 cucharada de granos de cardamomo
    • 125 g de aceite de girasol orgánico (y algo más para el molde)
    • 3-4 g de bicarbonato
    • 150 g de harina de alforfón
    • 100 g de calabaza rallada