Fiesta de Santo Tomás

Bilbao (Bizkaia/Vizcaya)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

No cabe ni un alfiler. Días previos a la Navidad y durante las fiestas de Santo Tomás, el casco Viejo de Bilbao se anima. Allí, tanto bilbaínos como visitantes se congregan en torno a un tradicional mercado impregnado del espíritu rural de los pueblos del País Vasco, ya que los agricultores traen sus productos para venderlos en la urbe. Quesos, rosquillas, miel, verduras y hasta artesanía se exponen en diferentes puestos con aroma a tradición. A continuación, la feria se convierte en fiesta. En torno a El Arenal y la plaza Nueva se citan los jóvenes y mayores para empezar a disfrutar del gran día. Al mediodía, es muy frecuente empezar con rondas de sidra o txacolí, vino típico de Euskadi, para calentar el ambiente. Poco a poco, se va uniendo la magia de los pintxos o el famoso talo con chorizo, uno de los manjares que hacen sabrosa esta festividad. Los bilbaínos lo buscan por todos los rincones pese a que repiten la frase “una vez al año, no hace daño” dado su elevado precio. Esta celebración también es como un álbum de recuerdos. Entre tanta marea humana, los asistentes se rencuentran azarosamente con amigos o conocidos que no veían desde hacía tiempo. Se crea, por tanto, un lazo social regado por la diversión. A partir de la fuerza de un tradicional mercado, Santo Tomás revive el espíritu vasco.

Contacto

Localización

El Arenal, Bilbao