Cardona

Cardona

Información turística: 938692798

Web información turística

Una sensación de seguridad y comodidad inunda las calles de Cardona, y tiene su explicación. Como si de dos manos protectoras se tratara, una impresionante montaña de sal que la caprichosa Naturaleza decidió crear hace cuarenta millones de años y el cerro sobre el que se levanta la fortaleza amurallada de un castillo, hoy convertido en Parador, acurrucan a esta preciosa villa medieval del centro de Cataluña, a orillas del río Cardones y a una hora de Barcelona. La fortaleza domina y vigila Cardona, en un conjunto que, además de aportar unas impresionantes vistas, acoge la colegiata románica de San Vicente y la Torre de la Minyona. Al sur del municipio, el Parque Cultural de la Montaña de Sal invita al visitante a adentrarse en este fenómeno natural único en el mundo que no deja de crecer.

Por su casco histórico, Bien de Interés Cultural, sus empinadas y estrechas callejuelas rememoran un pasado medieval que nos susurran sus viejos soportales y casas nobiliarias, como la Casa Sala o la Casa Rovira. Edificios que nos hablan de una urbe que se forjó en torno al mercado del siglo XI, que se celebraba a los pies de la montaña del castillo, y que siglos después nos invita a soñar con nuestra presencia en un abigarrado cúmulo de tenderetes medievales en la actual plaza del Mercado (plaça de la Fira). En este espacio conviven el Ayuntamiento, los soportales de la Curia y la iglesia de San Miguel, con una fachada monumental y una hermosa nave gótica, en la que sería un "pecado" no pasar a su interior para contemplar su pila bautismal del siglo XV y su bello retablo policromado.

Los duques de Cardona, señores feudales que dieron nombre a la localidad, han pasado a la Historia porque fue su ducado el que sufragó la batalla de Lepanto. Además, se les conocía como "los reyes sin corona", debido a los múltiples territorios que estuvieron bajo su dominio.

Planes Cercanos

Planes en Cardona

Ver todos