Cenizate

Calma entre retablos

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

No hay suntuosidad ni complejidades en Cenizate. Los cenizateños tampoco lo han pedido a lo largo de los siglos. Se trata de un pueblo tranquilo en el que todo quehacer, desde las labores diarias hasta la arquitectura y el arte, se ha vinculado a las necesidades cotidianas. Otro cantar es el que atañe a sus dos edificios más emblemáticos. Nuestra Señora de las Nieves es el nombre de su iglesia parroquial. Una inmensa mole de piedra de estilo renacentista con una planta de cruz latina, una nave central, cimborrio y torre. Es Bien de Interés Cultural merced, entre otras cosas, a sus tres fenomenales retablos: el de San Martín de Tours y los barrocos de San Esteban y San Antonio. A la entrada de la localidad, viniendo desde Fuentealbilla, se encuentra el cerro y la Ermita de Santa Ana (siglo XVII). En su entorno se celebran vistosos actos en las fiestas patronales. A otro nivel, más etnográfico y bastante menos monumental, se desperdigan por el campo los populares chozos de piedra seca.

Contacto

Localización