¿Necesita un descanso? ¿Desconectar? Si la respuesta es afirmativa y aún no sabe hacia qué lugar encaminarse, Colera le espera. Ubicado en plena costa gerundense, cuenta con una única pedanía, Molinás, en la que destacan los restos de su castillo medieval. Hermosas playas de arena blanca y aguas turquesas, como la del Garbet o la d’en Goixa, donde se puede admirar el conjunto de esculturas Art Parc, conforman una oda al relax más absoluto. Son solo la carta de presentación de un lugar que cuenta con muchos más atractivos, como el gigantesco árbol centenario, en la plaza Pi i Margall, la iglesia parroquial de Sant Miquel, desde la que se puede observar toda la localidad, o la ermita del mismo nombre, a la entrada de la villa. Además, para los más intrépidos, existen numerosas rutas a pie en las que disfrutar de la flora que flanquea y embellece aún más a uno de los municipios con más solera de toda la Costa Brava. Un territorio que inspira, sorprende y enamora en todas y cada una de sus esquinas. 

Contacto

Localización