Constantina

Pueblo blanco abrazado por la sierra

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Rodeada por frondosos bosques de cerros y encinas, de estrechas y blancas calles y con la iglesia parroquial de Santa María de la Encarnación como centro neurálgico del pueblo, Constantina se ha convertido en uno de los rincones con más encanto de Sevilla. Las mansiones mudéjares, adornadas de geranios, dan buena muestra del esplendor que vivió el pueblo durante la Edad Media. Uno de sus barrios más emblemáticos es el barrio de la Morería, zona de calles más amplias, con casas señoriales, construidas alrededor de un patio andaluz, que demostraban el poder económico de los terratenientes de la época. Numerosas fuentes 'inundan' las calles de Constantina, cosa que viene muy bien para refrescarse en verano mientras damos un paseo. Otro de los tesoros del municipio es su castillo, una fortaleza construida en la época árabe, desde la que se vigilaba y defendía a la población de la invasión cristiana. Constantina forma parte del paraje natural de la Sierra Norte de Sevilla, por lo que es obligatorio ir a recorrer sus senderos, si visitamos esta localidad. Ya sea a caballo, en bici o caminando, Sierra Norte ofrece al visitante un espléndido paisaje en el que poder pescar, cazar, escalar o, simplemente, pasear junto a gatos monteses y jabalíes.

Localización