Cornudella de Montsant

Leyendas, deportes náuticos y buen vino en un bello paraje natural

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Vinculada al vino, los deportes náuticos, la montaña y la historia, Cornudella es un pueblo de la comarca del Priorat asentado en el bellísimo entorno de las montañas del Montsant y las de Prades. En la entrada del pueblo recibe al visitante la bodega-cooperativa modernista, obra de César Martinell, discípulo de Antoni Gaudí y artífice de la mayoría de la obra civil de este movimiento artístico y arquitectónico en tierras de Tarragona. Merece la pena la visita, porque además de admirar el edificio se pueden adquirir vinos de las denominaciones de origen Priorat y Montsant. Otra obra significativa de Cornudella de Montsant es la Iglesia de Santa María, de estilo renacentista, firmada por Pere Blai.

A pocos kilómetros del pueblo se encuentra todo un paraíso de los deportes náuticos, el Embalse de Siurana, que remansa las aguas del río homónimo bajo las estribaciones del Montsant. Cornudella tiene dos núcleos más en su municipio, Albarca y Siurana. Este último es una pequeña joya por descubrir. Encaramado en un risco, a 250 metros sobre el embalse, en él todo es belleza e historia, un lugar que remite a leyendas como la que se cuenta de la princesa frente al precipicio, llamado el Salt de la Reina Mora. Abdelazia, hija del valido de Siurana, prefirió lanzarse al vacío antes que caer en manos cristianas. Siurana conserva también los restos de la antigua fortaleza árabe, en fase de rehabilitación, y la iglesia románica de Santa Marta, de factura sencilla y delicada. Sus alrededores vertiginosos y abruptos han convertido a esta localidad en una meca para los escaladores.

Contacto

Localización