El Prat de Llobregat

Naturaleza, patrimonio y excelente gastronomía

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Situado en el delta que forma el río Llobregat en su desembocadura, su litoral tiene un extraordinario valor ecológico. Son unas 90 hectáreas de marismas, lagunas, cañaverales, juncales, humedales, pinares y, junto al mar, una playa protegida de acceso restringido. Existen varios itinerarios señalizados, con miradores y puntos de observación, para recorrer a pie este territorio singular.

Una vez disfrutado de este magnífico entorno, un paseo por el núcleo urbano del Prat depara también agradables sorpresas. La casa consistorial –edificio neogótico del año 1905–, el Mercado Municipal, el Teatro Moderno, la Torre Muntadas, la Torre Balcells y las casas de Puig son algunos de los atractivos del municipio. Modernismo y novecentismo se dan la mano en calles como la de Ferran Puig o de Maurici Vilomara.

Otros puntos de interés son la Casa Gomis, un edificio racionalista de 1956, conocida también como la Ricarda. Situada en pleno delta del Llobregat, rodeada de pinos y a pocos metros del mar, la casa se integra en el paisaje que la rodea y se establece un constante diálogo entre su arquitectura y el entorno.

La cercanía al aeropuerto de Barcelona ha propiciado la creación de espacios de observación de aviones para los aficionados a la aeronáutica y los curiosos en general.

La variedad y calidad de la huerta, con la alcachofa del Prat como emblema, y la cría de pollo Pota Blava (Raça Prat) han propiciado una gastronomía excelente que se puede degustar en las distintas jornadas y ferias que se celebran a lo largo del año en esta localidad.

Contacto

Localización