{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Etxalar

No solo palomeras

Compartir

A pesar de que en el resto de España está prohibido el sistema de caza de palomas con red, éste perdura en Etxalar, pues es una modalidad que ya se practicaba en el siglo XV y que se ha mantenido en el pueblo por tradición. Quizás lo más conocido de esta localidad del norte de Navarra, en el límite occidental del Pirineo, son sus palomeras, en forma de torres altas, pero es justo reconocer que su belleza va más allá.

Su entorno natural de verdes prados, ríos, montes y bosques de hayas no tiene parangón. Y la arquitectura de sus caseríos le valió el Premio Nacional de Turismo para embellecimiento y mejora de los pueblos. Algunas de sus viviendas, construidas en piedra y madera, datan de los siglos XVI y XVII. También es reseñable su iglesia de la Asunción, en la que llaman la atención las estelas con forma de disco que se conservan fuera del templo.