{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Eulate

Idiazabal, paisajes y un notable patrimonio

Compartir

En el Valle de Améscoa, en Tierra Estella, se distingue entre Améscoa Baja y Alta. En esta última, los pueblos (Aranarache, Eulate y Larraona) se extienden desde la Sierra de Urbasa, pasan por el fondo del valle y vuelven a subir por la Sierra de Lóquiz. El pastoreo es muy común en la zona, y por eso conviene visitar alguna de las queserías que despacha el queso de oveja artesano con denominación de origen Idiazabal.

Además de moverse por su patrimonio natural (el nacedero del Urederra, las sierras…), el viajero encontrará en Eulate casas del siglo XVI, la parroquia de San Martín, la ermita dedicada a San Eloy, la de las santas Nunila y Alodia y una tercera cuyo origen se remonta al siglo XIII, la ermita de San Juan. Completa el conjunto de arquitectura religiosa un crucero humilladero de principios del XVI.