Granollers

Una ciudad con mil caras

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Cuando nos adentramos en la provincia de Barcelona, llegamos a Granollers, el mosaico de tipos de turismo. Históricamente hablando, paseamos por una ciudad que tiene un pasado medieval que se refleja en su casco viejo, donde resisten las murallas (corredossos), el antiguo hospital de Santo Domingo (ahora Sala Francesc Tarafa) y la espectacular iglesia de San Esteban, que conserva su campanario gótico. Y en el centro de todo se alza su edificación más emblemática, La Porxada, antigua lonja porticada de 15 columnas toscanas situada en la plaza homónima que es punto de encuentro, descanso y paseo habitual entre locales y visitantes. También se conservan palacios, aunque aquí se habla de casals porque son muy pequeños; sirva de ejemplo Tagamanent (Casa del Condestable) o la antigua adoberia d’en Ginebreda. En el Museo de Granollers encontraremos más trazos de su pasado en ajuares funerarios neolíticos y mosaicos romanos, mientras que la ruta Modernista nos llevará por coloridos edificios, entre los que destaca el Ayuntamiento.

Tampoco se puede dejar de conocer la gran tradición cultural de Granollers, cuyos mayores exponentes son su Teatro Auditorio y sus museos, como el de Ciencias Naturales. En nuestro viaje disfrutaremos igualmente de uno de los famosos desayunos de tenedor de la ciudad –Esmorzars de Forquilla– para seguir la tradición local, que dicta que el jueves se debe quitar el apetito por la mañana no sólo con comida, sino también con tertulia y payeses. Por último, ya en la vertiente natural de Granollers, veremos el río Congost y nos embriagaremos de sus dos parques naturales: el del Montseny y el del Montnegre-Corredor.

Contacto

Localización