Hospitalet de Llobregat

Con identidad propia

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Cien metros de altura, una vanguardista, roja y circular; otra tradicional, totalmente recubierta de cristal. Son las torres de Toyo Ito o Torres Fira, que desde el aeropuerto del Prat nos invitan majestuosas a entrar en la segunda ciudad más poblada de Cataluña: Hospitalet de Llobregat. Obra del arquitecto coreano Toyo Ito, las torres vienen a mostrarnos una ciudad moderna, cosmopolita, con personalidad propia, que se reivindica más allá de Barcelona, a la que casi sigue unida como si de un cordón umbilical se tratara. 
“El pequeño hospital”,  “l´Hospitalet” en catalán,  aquel que se desarrolló  en el siglo XIII en torno al hospital de beneficiencia, y que reivindica su pasado íbero y romano, forja su presente en el  final del siglo XVII con las primeras fábricas textiles. 
Si queremos conocer la historia de Hospitalet es indispensable caminar por su calle más emblemática, Xipreret. En sus poco más de cien metros hay hasta 27 elementos del Plan Especial de Protección de Patrimonio Arquitectónico. En la vía, de origen medieval, nos encontramos con algunos de los edificios más notables de la localidad, la casa España que es el actual Museu de Historia de Hospitalet, o la Harmonia, así como varios corralones  abiertos a la calle principal dónde antaño se situaban los pozos y lavaderos de ropa.
El edificio más antiguo de la ciudad es la iglesia románica de Santa Eulàlia de Provençana  (siglos X-XII); también se encuentran ejemplos de arquitectura neoclásica como  las casas señoriales de Pubilla Cases y la de Can Rigalt, y joyas como la Atalaya, una torre fortificada del siglo XVI que, al derribarse la masía de la que formaba parte, fue trasladada piedra a piedra a su ubicación actual en la calle Barcelona. 
De finales del siglo XX y principios del XX son  el edificio del Ayuntamiento,  el palacete y el parque de Can Boixeres, y diferentes edificios modernistas, como la Botiga Nova o la portería de la fábrica Vilumara.El moderno Hospitalet se proyecta en La Farga, convertido en punto clave de la vida social de la villa, con un gran centro comercial y un amplio espacio para ferias, festivales y todo tipo de eventos.

Contacto

Localización