Illas

Tierra de amor, molinos y quesos

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Anochece en Illas y los molinos no pueden dormir. Como fantasmas, vagan repartidos por este municipio asturiano en forma de ruta para recordar tiempos mejores para sus aspas. Tiempos en los que rugían con fuerza mientras convertían los granos en harina, el principal sustento económico de la villa. Muy a su pesar, las cosas han cambiado. Ahora su afamadísimo queso ocupa el corazón de Illas. Compuesta por los núcleos de Callezuela, capital del concejo, y donde destaca el Pico Gorfoli, Viescas y La Piniella, Sanzadornin y La Peral, lugar donde el queso e Illas cruzaron sus caminos.

Podría ser una historia de tres, pero esta película romántica tiene más protagonistas. Entre el verde, aparece la bella iglesia de San Julián, que data del siglo XIV, y el inmenso palacio de Bárcena, compuesto por un montón de edificios. Ambos comparten reparto con la piscina fluvial de Sollovio, uno de los principales reclamos de los espectadores. La variada y exquisita gastronomía se añade al cartel. El cordero, las berzas, los callos, el jabalí, el ‘pitu de caleya’ y cómo no, la sidra, se convierten en los mejores extras de una producción de Oscar que no te puedes perder.

 

Contacto

Localización