{{title}}
{{buttonText}}
1 /

La Granada de Río-Tinto

Pasado minero entre valles y sierras

Compartir

Como es de imaginar, el origen actual de La Granada del Río-Tinto está ligado a la actividad minera. El pueblo, que combina magníficos paisajes con la arquitectura serrana, tiene varios monumentos que merecen ser contemplados por el viajero. Como la iglesia de Nuestra Señora de La Granad, del siglo XVII. Al contemplarla, llamará la atención el contraste de su tejado rojo con las paredes blancas como la cal. Los valles y montañas que rodean la población se contemplan de manera fantástica desde la fuente-lavadero, a las afueras del pueblo. Desde allí hay que dejarse llevar por la vista pero también por el olfato. A pie se puede recorrer la sierra de la Joya, donde las huertas se mezclan con paisajes serranos de montes y valles. Ideal para el senderismo.

Contacto

Localización