Liétor

Un tocado blanco sobre la hoz del río Mundo

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Liétor pende sobre la hoz del río Mundo, con sus cimientos excavados en una roca que parece absorber las casas hacia sí misma. El casco blanco urbano parece un tocado sobre el cuello estilizado que forma el acantilado sobre la corriente de agua. Debido a eso, la antigua muralla existía solo por la parte opuesta al río.

Hay tres monumentos inexcusables. La sobria parroquia de Santiago Apóstol, de contenido barroco pero con miras al neoclasicismo. Un bonito retablo se conserva en la capilla del Espino y la cúpula que la cubre. Otro es el antiguo Convento de frailes carmelitas de San Juan de la Cruz, con su ineludible claustro de decoración pintada. Y la Ermita de Belén, declarada Monumento Histórico-Artístico, cuyos murales de línea ingenua y colorista se consideran la mejor colección de pintura popular española del siglo XVIII.

En el apartado civil llama la atención la Casa de Rodríguez de Escobar: su portada luce columnas toscanas y frontón triangular. El molino harinero está abierto a las visitas y la fuente, frente al Ayuntamiento, decorada de azulejería, invita al descanso y al refrigerio. La localidad se encuentra también dentro de la Ruta Escenarios de Película Amanece que no es poco.

Contacto

Localización