{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Llíria

La arqueología reina en Llíria

Compartir

Restos arqueológicos por aquí y por allá. Llíria es un yacimiento en sí misma, con las tarjetas de visita de íberos, romanos y árabes. Trasladémonos a la época en la que los íberos habitaban esta localidad, y para ello acudiremos al Tossal de Sant Miquel, yacimiento ubicado a menos de medio kilómetro del centro de Llíria, y una vez hayamos visto las construcciones en las que vivían, demos un salto a la época romana yendo al Santuario y Termas de Mura. El viaje en el tiempo continúa, subiendo una de las empinadas cuestas de Llíria, con la Iglesia de la Sangre, de estilo mudéjar. Y por si queremos seguir conociendo más a fondo las culturas que han enriquecido este territorio, podemos acudir al Museo Arqueológico de Llíria, en el que se han recopilado las piezas más importantes de cada una.
En el paseo por Llíria hay que pasar un buen rato en la Plaza Mayor, un triángulo en uno de cuyos lados está la Iglesia de la Asunción, con su monumental retablo en piedra en la fachada, y Ca la Vila, sede del ayuntamiento, formidable construcción renacentista.
Una vez hayamos vuelto de la antigüedad, no deberíamos perder la oportunidad de conocer el Parque Municipal de San Vicente, en el que el agua brotó por un milagro y que sorprende por su belleza. Además, en este espacio, en abril, los vecinos y quienes visitan la localidad se reunen para realizar algunos actos de la festividad que honra a este santo.

Contacto

Reportajes recomendados Ver todos

Ver todos

Localización