Malgrat de Mar

Malgrat de Mar

Información turística: 937653889

Web información turística

Al ser un pueblo costero próximo a Barcelona, se convierte en destino turístico de muchos veraneantes que buscan playa y paisaje al mismo tiempo. Un hermoso paseo marítimo recorre las playa del Astillero o la de Malgrat Centre, y una textura ondulante de dunas y vegetación de monte bajo componen la playa cuasi virgen de la Conca. Ésta termina donde empieza Punta Tordera, que se aproxima a la provincia vecina de Girona por la desembocadura del río. Alrededor de 7 km de arena fina y luz mediterránea sirven de reposo playero y disfrute veraniego para cualquiera. Una antigua plataforma, La Pilona, recuerda el pasado minero del pueblo y cómo se trasladaba el mineral arrancado a la montaña, a través del mar.
Nace Malgrat de Mar como una pequeña aldea, alrededor de los siglos XIII o XIV; en su parte antigua conserva restos de aquel pasado que la fue enriqueciendo. Del s. XV es el Antiguo Hospital y la Capilla para los más pobres que mandó construir un señor acaudalado cuando donó toda su fortuna al pueblo. Hoy la capilla acoge actos culturales y el recinto hospitalario, completamente rehabilitado, es un centro terapéutico. Del XVIII es la iglesia de San Nicolás y, con razón por su grandeza, se la conoce como la catedral de la costa. Merece destacarse el edificio que albergaba las antiguas pescaderías, de finales del XIX, funcionalidad y belleza a partes iguales para servir de abastecimiento pesquero al pueblo. El modernismo dejó su huella en fachadas tan singulares como las de Ca l'Arnau, la Torre de la Vídua, de Can Sala, o la propia del Ayuntamiento.
Nunca ha dejado de ser agrícola el pueblo y en sus campos se cultivan verduras y hortalizas variadas, en especial, el fesol del ganxet, una legumbre que ha dado fama a toda la comarca del Maresme, porque sólo se da por estas tierras. Viñedos y vinos dan fama también a Malgrat de Mar, donde nació Zanobia Camprubí en la casa de veraneo familiar.

En sus orígenes, la localidad se llamó Vilanova de Palafolls. Una leyenda cuenta que el nombre de Malgrat se usa desde que la gente de la vecina localidad de Palafolls iba a trabajar a Vilanova de Palafolls, y lo hacía con mal humor o desagrado, mal grado "Mal grat" (en catalán).

Planes en Malgrat de Mar

Ver todos