{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Masegoso

Jara y sedal en La Mancha

Compartir

Espigas de agua y nenúfares flotan en la lámina de agua de la Laguna del Arquillo. Es hábitat natural de la rana de San Antonio y del Galápago Leproso. Gramíneas y praderas de juncales hacen de este entorno un lugar ideal para el arte de la jara y el sedal. Los más ancianos del lugar decían que ésta era una laguna sin fondo. Se trata de un ecosistema palustre único en España, como las Lagunas de Ruidera o la de Uña. Masegoso es prácticamente un coto rodeado de bosque de ribera y arboleda, perfecto para la pesca de la trucha arcoíris. 

Contacto

Localización