Peníscola/Peñíscola

Peníscola/Peñíscola

Información turística: 964480208

Web información turística

Su magnífico castillo, su parque de Artillería y las murallas representan un gran atractivo para producciones, ya sean de cine o televisión, que históricamente han filmado en Peñíscola, enamorados por el entorno. Esta tradición ha permitido mostrar la localidad castellonense en el mundo del celuloide con obras maestras como El Cid, protagonizada por Charlton Heston, o la popular serie televisiva Juego de Tronos, de la que se han rodado algunas de las escenas que la catapultaron al éxito. Pero no todo son escenarios bélicos, entre tanta fortificación y batallas hay tiempo para el recogimiento y la solemnidad, por ejemplo en la Ermita de la Virgen de la Ermitana, contigua al castillo (donde estableció su residencia el Papa Luna) o en la Iglesia de Santa María.

El mar, mucho más que el cine en realidad, marca la historia de Peñíscola. La huella del día a día de la ciudad puede rastrearse en La Porteta, antiguo puerto de pescadores, y el actual puerto, donde cada día se celebra la subasta del pescado que llega en los barcos. Un rincón que no debe faltar en ninguna visita es el Bufadó (Bufador), un capricho geológico en el que el mar se entretiene, especialmente cuando viene bravo y golpea con fuerza en sus cavidades. Para conocer más sobre el Mediterráneo y Peñíscola, el Museo del Mar enseña a sus visitantes algunos de sus secretos.

Los desfiles de moros y cristianos son otra seña de identidad que los peñiscolanos celebran cada mes de septiembre para honrar a su patrona, la Virgen de la Ermitana. Además de los desfiles, fuegos artificiales, danzas, vaquillas y música, mucha música, conforman unas fiestas con sabor a mar a los pies de la playa del Norte, la Cala del Moro, la Basseta, con su delicioso atardecer, o Torrenova, con el colorido y la pólvora por bandera.

Cuenta la leyenda que los primeros templarios que se asentaron en torno al castillo escondieron en la sierra de Irta un tesoro de valor incalculable, ya que se rumorea que pudo contener, además de piedras preciosas, el mismísimo Santo Grial. Lo cierto es que nunca se ha descubierto tal tesoro, pero siempre resulta una historia curiosa para los visitantes de la localidad.

Planes en Peníscola/Peñíscola

Ver todos