Riópar

Naturaleza e historia por los cuatro costados

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Riópar es sinónimo de vida. De orígenes mineros, este pequeño municipio albaceteño perteneciente a la bella sierra de Alcaraz, cuenta con un casco histórico-cultural plagado de tradición, las casas son de piedra natural, y misterio. Riópar Viejo es su nombre y allí destaca sobremanera la iglesia parroquial del Espíritu Santo, que data del siglo XV. Su parte más moderna, cuya denominación proviene de las Reales Fábricas de Bronce y Latón de San Juan de Riópar, es a día de hoy una atracción turística constante. En sus cercanías, y dentro del parque natural de los Calares del Río Mundo y de la Sima, se encuentra Los Chorros, dotados de una cueva enorme y unas cascadas que se aprovechan de las lluvias caídas para formar un fenómeno que se conoce como 'el reventón'. Un majestuoso espectáculo natural plagado de potencia cuya observación es inolvidable. A su lado, nos encontramos con el Charco de las Truchas. Flanqueado por una enorme variedad de árboles, esconde un precioso lago de escasas dimensiones desde el que, apoyado en uno de sus bancos, podremos disfrutar de un entorno pacífico que solo se ve interrumpido por la actividad de las truchas, el canto de las aves o la visita inesperada de alguno de los pequeños mamíferos que pueblan sus bosques.

Contacto

Localización