San Juan del Olmo

El nacimiento del Almar en un paraje sagrado

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Localidad de unos 100 habitantes sobre la carretera AV120, que comunica por el sur con el valle del Adaja, a 40,1 km de Ávila.

Se planta en las estribaciones de la sierra de Ávila, pegada al valle del arroyo Navallanos y al arranque de una amplia extensión de tierras agrestes, cubiertas de afloraciones rocosas, que avanza hacia Ávila. Al sur, tras superar un puerto, se abre al valle de Amblés por el que discurre el Adaja camino de la capital. En el término nace otro de los cauces vitales de las tierras al norte, en la transición hacia los llanos de La Moraña y Salamanca: el Almar.

Es pueblo ganadero, rodeado de pastizal y toscos cercados de piedra. La misma roca que construye la mayoría de las viviendas y la iglesia de San Juan Bautista, con torre de sillar y potentes contrafuertes rematados con pináculos. Y una peculiaridad: la cabecera circular con la parte superior en el clásico sistema constructivo mudéjar de La Moraña, que no vuelve a asomar hasta mucho más al norte.

Camino del puerto de las Fuentes, y cerca de la famosa ermita del mismo nombre, aparecen los restos de un poblado de época visigoda con necrópolis, La Coba.

Monumento nacional situado en un paraje estratégico, el puerto de las Fuentes, no solo porque comunica los valles del Adaja y del Almar, sino por el manantial que alimenta el nacimiento del segundo río. Integra nada menos que seis capillas, varios retablos barrocos y una virgen de un posible templo anterior, medieval. Atrae las dos romerías (mayo y septiembre) más populares de la zona. Varios historiadores consideran que el carácter sagrado del lugar puede remontarse tiempos vetones, tribu que veneraba las fuentes.

Contacto

Localización