Sanlúcar la Mayor

Aromas de hierbabuena y aceite a orillas del Guadalimar

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

A vista de pájaro solo veremos una tierra de olivos y viñedos. Un cromatismo verde y grana en un paisaje sin sobresaltos, liso y aplanado, sobre el que despuntan los olivares y viñedos. Sanlúcar la Mayor sabe a aceite y vino andaluz. Y a sopa de tomate, a hierbabuena y a caldereta de carnero. Parece un simple pueblo andaluz más. Pero no. No lo es. Bañado por las aguas del Guadalimar, en la comarca de Aljarafe, este municipio rezuma un historia que emerge, volcánica, en su casco antiguo, declarado Conjunto Histórico-Artístico.

Al caminar descubriremos las típicas casas andaluzas, sus fachadas blancas, las grandes puertas de madera y el enrejado de unas ventanas que huelen a claveles y geranios. Nos encontraremos también con el elegante campanario de la iglesia de Santa María, elevado en blanco y dorado sobre la planicie del lugar, siendo silueta y seña de Sanlúcar durante siglos. O las antiguas iglesias de San Pedro y San Eustaquio, o el convento de San José, muestra del fervor religioso en la localidad durante la Edad Media. Todo eso y los restos de su muralla almohade, que nos retrotrae al pasado musulmán. Porque Sanlúcar la Mayor fue cruce y mezcla de civilizaciones. 

Contacto

Localización