{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Valdescorriel

Paseando desde el molino a la fragua

Compartir

Valdescorriel dista 73 kilómetros de Zamora por autovía. Pertenece a la comarca de Tierra de Campos, al noreste de la provincia, y se ubica muy cerca del punto de unión de los ríos Cea y Esla. Posee gran riqueza paisajística. Un inmenso encinar comparte su espacio al sur de la localidad con las planicies cerealísticas tradicionales en Tierra de Campos. Avutardas y otras aves poco comunes han convertido estas tierras en su hábitat. Este ecosistema hace habitual la práctica del senderismo. Las gentes de la localidad suelen recorrer en sus paseos el camino que lleva desde el viejo molino a la fragua.

En la dehesa de Escorriel tuvo lugar, en el Neolítico, el primer poblamiento humano del que se tienen indicios en el término municipal. Después los vacceos levantaron sus castros en altas lomas defensivas, dejando como muestra 'El Castro', en la orilla derecha del río Cea. Más tarde pasarían por aquí romanos, godos y musulmanes, pero a finales del siglo IX, Alfonso III de León integraría este territorio en su reino. En el siglo X se le concedió fuero propio y así llegaría hasta el siglo XIX, en cuyo primer tercio pasó a formar parte de la provincia de Zamora.

Paseando por el alfoz de Valdescorriel se pueden ver varios palomares y siguiendo el camino del río se llega a una alameda que oculta un molino del siglo XVIII, hoy restaurado. De regreso al pueblo, llaman la atención los restos de la antigua Iglesia de San Pelayo. En el centro urbano, la joya de la corona es San Salvador, iglesia románica del siglo XII en la que sobresale su colosal torre de estilo mudéjar. En su interior alberga un soberbio artesonado y un magnífico retablo del siglo XV, además de valiosas imágenes.

El pueblo celebra las Fiestas de Santa Marta el 29 de julio. Curiosamente, ese día en todas las casas se come el mismo menú: Ensaladilla rusa, pollo guisado  y rosquillas al estilo 'Cointa'.

Contacto