El Arenal de Bilbao

El Arenal de Bilbao

La zona del Arenal es una sinfonía de belleza en la que se dan cita diferentes espacios de enorme magnetismo. Un conjunto de robles, castaños o plátanos se despliegan de manera aleatoria por un jardín, el Arenal, que es una verdadera terraza hacia la ría. Bajo las copas de los árboles, se protegen diferentes esculturas y un precioso kiosco modernista que lleva impregnado el alma de la música. Como antiguo arrabal de pescadores, por este lugar hoy no queda demasiado recuerdo a salitre. Únicamente el punto donde se daban cita los antiguos marinos antes de echarse a la mar. Ese lugar exacto era la iglesia de San Nicolás, situada en uno de los extremos de la floresta. De ella, la vistosidad de su portada impresiona. Tanto barroca como neoclásica, sus dos torres aportan una gran simetría al monumento. Ese juego matemático se mantiene también intramuros pese a que nada hace presagiar que su interior sea un octógono dentro de un cuadrado. A continuación, la progresión aritmética nos lleva justo al otro extremo de este espacio emblemático. Acompañados de edificios de gran porte y valor histórico, el teatro Arriaga cautiva por su belleza. Es una obra cumbre del barroco. Sinceramente, la imitación de la ópera de París en Bilbao. Como uno de los edificios más sobresalientes, su decoración queda realzada en su ondulante fachada convexa. Es decir, es una ola, ondas que impiden la rectitud. En definitiva, un canto nostálgico a la sal. Pero, el Arenal nunca acaba. Escondido en su armonía, en él siempre se descubren un sinfín de nuevos detalles.

Contacto

El Arenal, Bilbao
944795760
Más información

Más lugares emblemáticos en Bilbao

Planes Cercanos