{{title}}
{{title}}
{{buttonText}}

Plaza de la Vila

Vilanova i la Geltrú (Barcelona)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Dicen que Cádiz es la Habana con más salero. ¿Y qué hay de Vilanova i la Geltrú? Sería la Habana con más vanguardia y con más comercio. Porque la ciudad floreció con los muchos reales llegados América y despuntó como centro neurálgico del Garraf. Este es el dato básico que debemos conocer cuando ponemos pie en la preciosa plaza de la Vila. Ahora entendemos porqué nos parece estar en Cuba y comprendemos porqué las palmeras que se plantan a los cuatro costados de esta plaza rectangular nos hablan de otros tiempos y otros lares. No de los tiempos en los que aquí se alzaba el monasterio de los capuchinos, sino de los tiempos en que Josep Tomàs Ventosa compró los terrenos del antiguo claustro para construir una hermosísima plaza que se convertiría en el centro neurálgico de su ciudad, de la que fue gran benefactor. No por nada el Ayuntamiento eligió colocar aquí su sede. El sol calienta el centro de la explanada embaldosada con bonitos diseños en blanco y negro. Así que será mejor recorrer su perímetro bajo los arcos que la rodean y la convierten en una de las mayores plazas porticadas de Cataluña. En los días de mucho calor es un acto de heroicidad acercarse al centro de la plaza para ver a qué ilustre personaje le dedica la localidad su principal espacio. Nos dicen que, cómo no, es al mismísmo Ventosa que, además tiene una estatua gemela en la ciudad cubana de Matanzas, de la que el vilanoví llegó a ser alcalde.

Contacto

Localización

Plaça de la Vila, 08800 Vilanova i la Geltrú, Barcelona