{{title}}
{{title}}
{{buttonText}}

Plaza Mayor

Ocaña (Toledo)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

¿Dónde está la ciudad de esta plaza? Nadie lo sabe, se ha perdido entre sus más de sesenta arcos que juegan al tiro con soportales de madera en uno de los lugares más bellos de Ocaña. Por aquí se pasea la historia, mientras narra cómo se proclamó, en medio de esta pequeña ciudadela, la constitución de 1812. O sus orígenes, en los que un rey enamorado de Madrid (Carlos III) decidió construir en 1777 la plaza Mayor de Ocaña, a imagen y semejanza de la que contenía la capital de España.  La historia le sigue de la mano al barroco en la mayor de sus plazas, observándolo muy de cerca en los arcos de medio punto y en las columnas que los sostienen. Estas últimas, vestidas por pilares de sillería, se alzan como si fueran los guardianes de Ocaña. Ellos juegan al despiste con los visitantes de esta pequeña ciudad ofreciéndoles ilusiones ópticas. ¿En realidad es cuadrada o redonda esta plaza? Parece rectangular, casi un cuadrado. Parece un cuadrado, pero podría ser un extraño círculo. ‘Habrá que comprobarlo en persona’, se dicen los que ven la foto de la plaza. Por la noche, los días templados, los de frío gélido y los de calor insoportable, la plaza se maquilla con las luces desde sus balcones y buhardillas hasta las columnas que la envuelven. La historia y el barroco se tienen que hacer a un lado, apenas tienen espacio entre el jamón, la cerveza, el queso y el vino que fluye por las terrazas junto al gentío que acude a tomarse algo, solo para poder contemplarla.

Localización

Plaza Mayor, 45300 Ocaña, Toledo